Plena Inclusión Madrid

1800 madrileños conocen más la discapacidad intelectual gracias a Yo También Cuento

Las personsas con discapacidad intelectual que participan del proyecto Yo También Cuento, decidieron que había que dar a conocer más al colectivo y sus demandas y necesidades.

Por eso, han realizado 41 acciones que tuvieron a más de 1800 madrileños como beneficiarios.

Todas ellas se han publicado en un manual de acciones de sensibilización.

1800 madrileños han sido los beneficiarios de las 41 acciones realizadas por los auto representantes de Plena Inclusión Madrid durante 2017- un grupo integrado por 166 personas con discapacidad y 37 personas de apoyo-, gracias al proyecto Yo También Cuento,

A través de este proyecto, Plena Inclusión Madrid persigue impulsar la auto representación de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, para que sean ellos mismos quien pongan voz a sus demandas, inquietudes y reivindicaciones. 

Las acciones de sensibilización son el resultado del trabajo desarrollado por estas entidades para tratar de dar a conocer la discapacidad y dar respuesta a las dudas sobre el trato que se debe dar a una persona con discapacidad intelectual o del desarrollo en entornos públicos o privados.

Los representantes con discapacidad intelectual de cada una de las entidades participantes en el proyecto, Fundación Ademo, Adisli, Afandice, Afanias, Ami-3, Apadis, Fundación Aprocor, Avante 3, Fundación Camps, Círvite, Fundación Gil Gayarre, Grupo Amás y Asociación Rudolf Steiner, detectaron entidades del entorno que necesitaban conocer más al colectivo de las personas con discapacidad intelectual; elaboraron un plan de acción sencillo que incorporaría una acción de sensibilización y dejaron constancia por escrito y con imágenes de la acción realizada.

Fruto de este intenso trabajo es el Manual de Acciones de Sensibilización que recoge la mayor parte de las acciones realizadas mediante fichas en las que cualquier persona interesada podrá consultar el tipo de sectores a los que se dirigen, el contenido de las sesiones, el impacto alcanzado, la satisfacción de los beneficiarios de las mismas y el contacto de la persona responsable por si desean solicitar una acción similar. El objetivo es crear un efecto multiplicador a través de la difusión de este catálogo de acciones y contribuir así a desterrar estereotipos y generar relaciones de igualdad con las personas con discapacidad intelectual.

COMPARTE

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp