Plena Inclusión Madrid

El back office de la crisis: cuando adquirir EPIS es una prioridad

Compras Diversidad es la Central de Compras de Plena Inclusión Madrid.

La Central de Compras se ocupa ahora de adquirir equipos de protección individual (EPIS) para las entidades del movimiento asociativo.

La Central está haciendo un gran esfuerzo para encontrar y conseguir a buen precio este material.

Esther Martínez y Luis Pastor son los responsables de Compras Diversidad.

EPIS, Equipos de Protección Individual, un término con el que toda la población se ha familiarizado. Un elemento fundamental para proteger a los profesionales y por tanto a las personas a quienes atienden a diario durante la crisis de la COVID-19. Desde que se inició la crisis sanitaria, uno de los retos fundamentales del movimiento asociativo ha sido proteger a los profesionales y a la población atendida mediante la adquisición de estos equipos de protección. Para ello, Compras Diversidad, la central de compras de Plena Inclusión Madrid, ha movilizado 15,5 toneladas de material para las organizaciones sociales, que han realizado una fuerte inversión económica en su adquisición.

Surgida en época de crisis, clave durante la alerta sanitaria

Esta Central de Compras surgió a iniciativa de Plena Inclusión Madrid en el año 2013, en plena crisis económica. Entonces, 33 asociaciones y fundaciones del movimiento asociativo apostaron por este proyecto como una medida para ahorrar en los gastos recurrentes y poder destinar este ahorro a la atención de personas con discapacidad. La puesta en marcha fue lenta y no exenta de dificultades, pero logró obtener la ayuda de los denominados fondos noruegos (EEAGrants, Fondos del Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo) como impulso a un proyecto que entonces fue considerado innovador en el ámbito social.

A principios de este año, Compras Diversidad, que es su nombre comercial, contaba con 81 asociaciones y fundaciones de discapacidad intelectual, mayoritariamente de Madrid, que gestionaban una parte importante de sus compras habituales a través de la misma.

Cada día gestiona la adquisición de material sanitario para entidades sociales de toda España.

Con el estallido de la pandemia de la COVID-19, la actividad de Compras Diversidad está centrada principalmente en la adquisición diaria de EPIS para suministrar no sólo a las entidades de discapacidad intelectual o del desarrollo de la Comunidad de Madrid o aquellas que formaban parte de la Central, sino que ha ampliado su campo de trabajo al resto de discapacidades y de Comunidades Autónomas.

“Trabajar en red es algo que forma parte del ADN de Plena Inclusión Madrid y cuya importancia se pone de manifiesto, más que nunca, en situaciones como esta”, ha explicado la directora general del movimiento asociativo en Madrid, Silvia Sánchez.
“Teníamos un instrumento que podía servir a otras organizaciones y lo pusimos a disposición de todas, como una manera más de contribuir y ayudar al resto de asociaciones y fundaciones que están atravesando los mismos problemas que nosotros. Contamos con el personal y los medios, ahora al servicio de todas las organizaciones sin fin de lucro, que es un requisito para nuestra Central y que no hemos cambiado”.

Sánchez ha destacado el esfuerzo que esta situación supone para todas las entidades del movimiento asociativo. “La capacidad económica que tenemos como Federación para adquirir material es limitada. Hemos recibido algunas donaciones valiosísimas en este momento para adquirir material y también hemos renunciado a proyectos que han dejado de ser prioritarios en este momento, pero además, cada entidad está haciendo enormes esfuerzos para adquirir sus propios equipos. Ha sido también fundamental la colaboración de Fundación ONCE en todo este proceso, no sólo económicamente sino porque sin su mediación hubiera sido imposible hacer llegar el material adquirido a las islas”, agrega.

Al margen de estas compras, muchas empresas y personas a nivel particular se acercan a nuestras entidades para aportar material directamente: Textil Santanderina, Fundación Pablo Horstmann, Gamma Solutions, Coronamakers, Vodafone, Modistas Solidarias, o Serigrafías Alsan, son sólo una parte de ellos.

Un equipo versátil que ha sabido adaptarse a una realidad complicada

Al frente de Compras Diversidad están dos personas, Esther Martínez y Luis Pastor, que llevan trabajando en la misma desde sus inicios. Cada día, atienden decenas de llamadas de toda España, buscan proveedores y gestionan la compra y el traslado de material a su destino. Su rutina laboral ha dado un giro de 180 grados, pues ya no se trata de gestionar los gastos habituales de las organizaciones, sino la urgencia por adquirir unos equipos que son básicos para garantizar la seguridad de miles de trabajadores del movimiento asociativo de la discapacidad.

Martínez y Pastor relatan que, aunque han tenido que adaptarse rápidamente a un nuevo contexto en el que afrontan muchas dificultades, el esfuerzo merece la pena. “Ha sido y sigue siendo muy complicado encontrar proveedores que suministren habitualmente este tipo de productos y que ahora cuenten con stock suficiente para hacer frente a la crisis. Sin embargo, es muy gratificante ver que el esfuerzo merece la pena”, explican.

Los responsables de Compras Diversidad experimentan la situación actual desde la cercanía con las entidades con la que llevan años trabajando. “Tratamos de solventar las complicaciones que surgen cada día y hacer de nexo de unión entre los proveedores y las diferentes asociaciones del tercer sector para conseguir el material necesario. De este modo, vivimos como una recompensa personal saber que nuestra aportación sirve para proteger a las personas con las que llevamos trabajando tanto tiempo”, afirman.

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp