Plena Inclusión Madrid

Accesibilidad cognitiva y lectura fácil. Claves para comprender ambos conceptos.

El Senado debate el miércoles modificar una Ley para incluir la accesibilidad cognitiva y la lectura fácil.

La accesibilidad cognitiva es la característica de las cosas, espacios o textos que hace que los entiendan todas las personas. 

Hay algunas publicaciones que hablan sobre accesibilidad cognitiva como esta guía de Plena Inclusión Madrid. 

La lectura fácil es una forma de presentar información para que se pueda comprender. Afecta al texto, a las ilustraciones, al diseño…

Puedes conocer más en este vídeo

El próximo miércoles 17 de junio se debate en el Senado la admisión a trámite de una proposición de ley que busca “garantizar de forma efectiva” la accesibilidad cognitiva de las personas con dificultades de comprensión y comunicación y que regularía la lectura fácil dentro de los apoyos complementarios previstos.

Esta iniciativa supone una modificación de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, a fin de regular con mayor claridad la accesibilidad cognitiva y sus condiciones de exigencia y aplicación. Impulsada por el senador Tomás Marcos (Ciudadanos) está inspirada en las demandas y reivindicaciones del CERMIy justificaría desde un marco jurídico las acciones realizadas para favorecer la accesibilidad cognitiva desde Plena Inclusión Madrid a través de las líneas “lectura fácil”, “entornos” y “web” de su servico Adapta.

Pero, ¿qué es eso de la accesibilidad cognitiva?

La accesibilidad cognitiva incluye un conjunto de soluciones que hacen más fáciles y comprensibles los entornos, productos, servicios, tecnologías y contenidos. La accesibilidad cognitiva incluye soluciones para mejorar la señalización, la orientación y la localización de edificios; la lectura fácil como forma de adaptación de textos para personas con dificultades de comprensión, y propuestas para mejorar la usabilidad, navegación y localización en las páginas web.

La Accesibilidad Cognitiva tiene un escaso desarrollo en nuestro país, y no ha sido hasta que las personas con discapacidad intelectual han conseguido mayor ejercicio de sus derechos ciudadanos, cuando se ha hablado de sus dificultades de acceso a productos y servicios; o de participación en la vida política y pública. 

El Diccionario Fácil de Plena Inclusión Madrid define accesibilidad cognitiva como “la característica que tienen las cosas, los espacios o los textos que hace que los entiendan todas las personas”, y la Guía de Recomendaciones sobre Accesibilidad Cognitiva elaborada en 2014 por Plena Inclusión Madrid (entonces como FEAPS Madrid) y una de las primeras publicaciones que recogía información sobre esta materia, ofrecía algunas recomendaciones para que diferentes entornos facilitaran el acceso, diseño y desarrollo de entornos, productos, bienes y servicios para que éstos puedan ser utilizables por personas con discapacidad intelectual o déficits cognitivos.

Por ejemplo, esta Guía de Recomendaciones, alude en algunas ocasiones a normas de referencia que siendo de aplicación pueden contribuir a generar la comprensión de esos entornos, productos, bienes y servicios, como es el caso de las normas UNE 170002, de requisitos de rotulación y UNE 170001, de criterios DALCO para facilitar la accesibilidad al entorno.

¿Entonces no es sólo lectura fácil?

La accesibilidad cognitiva abarca muchos más ámbitos que la lectura fácil, pero sin duda éste es un aspecto fundamental en el que el movimiento asociativo de personas con discapacidad intelectual, Plena Inclusión Madrid viene trabajando intensamente desde hace más de una década, incluso en el grupo de expertos que dio lugar a la norma experimental “UNE 153101 EX: Lectura fácil. Pautas y recomendaciones para la elaboración de documentos”, la primera norma técnica a escala mundial relacionada con la lectura fácil y que es una oportunidad para que se pueda exigir su cumplimiento a nivel legislativo o como prescripción técnica de un contrato público.

La lectura fácil consiste en presentar textos claros y fáciles de comprender y tiene en cuenta el contenido, el lenguaje, las ilustraciones y la maquetación y diseño de los materiales. Profesionales especializados trabajan en la adaptación de los contenidos conforme a las reglas contenidas en la norma UNE – similares a las de las Pautas Europeas para elaboración de textos en fácil lectura de Inclusion Europe – y personas con discapacidad intelectual realizan test de comprensión lectora como garantía de calidad del producto final. 

La lectura fácil contribuye por tanto a garantizar el derecho de acceso a la información de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, y que también al fomento del empleo entre el colectivo de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo a través de la validación de comprensión lectora de los textos – como se refleja en la publicación del grupo de expertos en lectura fácil de Plena Inclusión Madrid  “Validación de textos en lectura fácil: Aspectos prácticos y sociolaborales”-  y de evaluación de los entornos, como las experiencias desarrolladas en el diseño y verificación de la usabilidad de diferentes planos de la Red de Museos Estatales, o del Museo del Prado

¿Dónde puedo saber más sobre lectura fácil?

Te contamos el proceso y la historia de la lectura fácil en este breve vídeo (también más abajo) y si quieres más información te recomendamos la lectura del libro “Lectura Fácil, métodos de redacción y evaluación.” El autor recopila y sistematiza en ella el conocimiento en torno a la lectura fácil y expone líneas futuras de investigación.

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp