Plena Inclusión Madrid

Apoyos para la vida independiente, la atención temprana universal y la visibilidad de la mujer con discapacidad intelectual, principales reivindicaciones de los “diputados por un día”

El presidente de la Asamblea, Juan Trinidad
el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado
el consejero de Política Social, Alberto Reyero,
y el presidente de Plena Inclusión Madrid, Mariano Casado
dieron la bienvenida a los “diputados por un día”

Los diputados por un día son personas con discapacidad intelectual que ocupan los escaños de la Asamblea.

Durante el acto dan a conocer sus necesidades y demandas.

Plena Inclusión Madrid celebra este acto desde hace 10 años con la colaboración de la Asamblea de Madrid.

En esta ocasión hablaron de atención temprana, empleo, vida independiente, participación comunitaria y protección frente al abuso, entre otros temas

  • Más de un centenar de personas con discapacidad intelectual de Plena Inclusión Madrid vuelven a llenar, por décimo año consecutivo, la Asamblea de Madrid para hacer llegar sus principales demandas.
  • El presidente de la Asamblea, Juan Trinidad; el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, el consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Natalidad, Alberto Reyero; y el presidente de Plena Inclusión Madrid; Mariano Casado abrieron la décima edición de este acto

Madrid, 27 de noviembre de 2019.– Más de un centenar de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que forman parte de las entidades de Plena Inclusión Madrid, han participado en la décima edición del acto “Diputados por un Día” que se ha celebrado hoy en la Asamblea de Madrid. 

El presidente de la Asamblea de Madrid, Juan Trinidad, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado; el consejero de Política Social, Familia, Igualdad y Natalidad, Alberto Reyero, y el presidente de Plena Inclusión Madrid, Mariano Casado, abrieron este acto en el que las personas con discapacidad intelectual que tomaron la palabra agradecieron el compromiso de la Asamblea regional durante esta década, en la que “hemos conseguido que se escuche nuestra voz, y algunas cosas importantes, como recuperar nuestro derecho al voto”. 

Los participantes abordaron asuntos de vital importancia para el colectivo: el acceso a la salud, la educación, el empleo, la participación, la vida independiente, o la accesibilidad, siempre bajo el enfoque de derechos recogido en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas. 

Así, destacaron, por ejemplo, la importancia de eliminar cuanto antes las listas de espera de atención temprana, y de facilitar su acceso universal a todos los menores que necesiten de este tratamiento. Las personas con discapacidad, destacaron, además a este respecto, la necesidad de descentralizar el servicio de valoración, que sólo se realiza en Madrid capital, y equipos móviles que puedan llegar a municipios en los que existan menores con dificultades para su desplazamiento a los centros de tratamiento. 

En materia de empleo, pusieron en valor el trabajo de los servicios de inserción laboral, al ser los mayores facilitadores para la incorporación de las personas en la empresa ordinaria gracias al empleo con apoyo, y reclamaron por ello más ayudas para garantizar su sostenibilidad. Por otro lado, agradecieron a la Asamblea de Madrid y a la Comunidad de Madrid la convocatoria este ejercicio, de las primera oposición-concurso de empleo público específicas para personas con discapacidad intelectual, una iniciativa que confían se repita en el futuro. 

En cuanto a la vida independiente, reclamaron incluir la prestación de asistencia personal para las personas con discapacidad intelectual en la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, así como la creación de servicios y oficinas de vida independiente que tengan entre su población beneficiaria no sólo a las personas con discapacidad física, sino también a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. 

Uno de los asuntos que más preocupan al colectivo, es el sobreesfuerzo económico que le supone la participación en la vida comunitaria. Por ello, volvieron a poner sobre la mesa una demanda que, como ellos mismos indicaron, “llevamos haciendo desde la primera edición de este acto”, la necesidad de facilitar el acceso gratuito de su persona de apoyo en aquellas actividades para las que requieren el acompañamiento personal. “Al igual que una persona sorda la lengua de signos, o una persona con movilidad reducida una silla de ruedas, nosotros necesitamos apoyos personales, y a día de hoy, ir a una exposición o al cine, nos cuesta el doble porque tenemos que hacer frente a los gastos de su entrada” 

Y en una semana marcada por los actos de denuncia en torno al Día Internacional de erradicación de la violencia contra la mujer, las personas con discapacidad destacaron cómo las mujeres con discapacidad intelectual también son víctimas, y que es preciso formar al colectivo para saber identificar y prevenir estas situaciones, y a su entorno para saber acompañar a las víctimas y dotarlas de la credibilidad que merecen.

IMÁGENES

Soy un cuadro de texto. 

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp