Plena Inclusión Madrid

“Caminar sin que tenga que ser en círculos, te da un subidón que no se puede explicar”

Personas con discapacidad intelectual reclusas han disfrutado de una salida terapéutica.

Han visitado un centro ambiental del parque regional del Sureste, y luego han ido a hacer escalada. 

Han aprendido los valores de este deporte y a aplicarlos en su día a día.

“Para nosotros, caminar sin que tenga que ser en círculos, te da un subidón que no se puede explicar”. Es el testimonio de uno de los 11 internos del módulo específico de personas con discapacidad intelectual del Centro Penitenciario de Estremera, que disfrutó esta semana de una salida terapéutica en el marco del programa de atención a personas reclusas y ex-reclusas de Plena Inclusión Madrid.

La jornada comenzó conociendo el Centro de Interpretación de El Campillo, uno de los centros de educación ambiental de la Comunidad de Madrid, en el Parque Regional del Sureste cuya labor es informar y educar en los comportamientos que requiere la conservación del medio, en el marco del desarrollo sostenible.

Tras la visita, visitaron un centro de entrenamiento especializado en escalada, donde los participantes pudieron conocer algunos de los valores que fomenta este deporte para aplicarlos a su día a día. Así aprendieron la importancia de fijarse metas e intentar alcanzarlas mediante un plan sistemático así como a aprender a no malgastar la energía en los primeros metros y saber economizarla de modo eficiente, aprendiendo a tolerar la fustración y el control de los propios miedos. 

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp