Plena Inclusión Madrid

Diario de sesiones de “Corriente”, proyecto de teatro de Espacio Convergente. Sexta parte

“Corriente” es un proyecto de teatro desarrollado dentro del programa Espacio Convergente.

En este proyecto participan ocho personas con discapacidad intelectual de la Fundación Ademo.

Las sesiones de “Corriente” están dirigidas por Juanfra Rodríguez.

Los participantes han preparado una muestra para el 12 de febrero.

Diario de sesiones #4
Residencias Espacio Convergente. Proyecto “Corriente”
Juanfra Rodríguez
Espacio creativo: Fundación Ademo

En estas cinco sesiones del mes de enero, después de las vacaciones de Navidad, hemos estados centrados en probar los esquemas escénicos de la representación que se llevará a cabo el 12 de febrero. Las sesiones del 9, 14 y 16 de enero fueron en el escenario del auditorio Monserrat Caballé

El primer día fue de excitación: estaban muy contentos de estar en el escenario y parecía que esa excitación se iba a traducir en una actitud de dispersión, por otro lado lógica. Para mi sorpresa, no fue así, ya que recordaban muy bien los elementos de la estructura escénica que habíamos probado el 17 de diciembre. La repetición de las secuencias nos ayuda a sentirnos más seguros a la hora de realizar la tarea.

En los dos siguientes días en el escenario nos tocaba introducir los elementos de la segunda estructura escénica, y mezclarla con los ya trabajados de la primera. La concentración era la adecuada, porque estábamos jugando a rescatar pequeñas escenas que habían surgido en los meses de octubre y noviembre. No se habían olvidado, y a algunos de ellos habían pedido que las incluyéramos en la muestra. A la vez, me atreví a introducir conceptos cercanos a unos de los temas latentes del proyecto, que tenían que ver el silencio de las personas con discapacidad intelectual frente a agresiones sexuales. En estos días la dispersión y la concentración han mantenido un cierto equilibrio y buena convivencia en su relación.

En las sesiones del 21 y 23 de enero hemos regresado al aula de danza que nos ha acompañado durante la mayor parte del proceso, debido a que el auditorio estaba ocupado. Seguimos trabajando y hemos probado el vestuario. Funciona muy bien, desde mi punto de vista. Como elemento teatral, creo que les ayuda a entender que estamos jugando a ser otras personas.

Inseguridades

Lo que ha aumentado es mi propia inseguridad (siempre me toca las dos semanas anteriores a un estreno, donde me replanteo todo lo que antes sentía con seguridad) y quizá les haya contagiado a ellos. No sé si me he equivocado en ir señalándoles el camino en estas dos últimas sesiones. Generalmente lo hago para que los actores y actrices se sientan más relajados y jueguen más con los personajes, como el mundo de ficción. 

Lo que he percibido es que han dependido más de mí que en ocasiones anteriores, pero quizá esté leyendo equívocamente el comportamiento de ellos por mi propia inseguridad. También es normal que todos estemos algo asustados, ya que nos toca enfrentarnos con la mirada y el juicio de los demás.

En este mes también ha surgido en mí una duda con fuerza. Tiene que ver con lo que significa el proceso teatral. Llevamos 27 días trabajando, con una media de tres horas por día. Un proceso de ensayos profesional óptimo está entre los 30 ó 40 ensayos, de seis horas. 

La duda que me acompaña en esta última parte de la aventura es si me he dejado arrastrar por la desconfianza en sus capacidades. Tengo la sensación de que podríamos haber llegado algo más lejos, que ellos tienen habilidades en las que no hemos entrenado. Soy consciente que han sido pocos días en realidad, y que un actor, con años de formación y entrenamiento necesita más tiempo del que hemos tenido nosotros; también sé que parte del camino era formar un equipo y que nos conociéramos
mutuamente para realizar una tarea común. 

Pero, no sé, he estado siempre con la duda de pedirles demasiado o muy poco. Me ha faltado tiempo, por ejemplo, para jugar más con sus capacidades expresivas verbales. Algunos de ellos tiene dificultades de articulación, pero cuando hemos insistido y trabajado con sus textos, consigue expresarse de manera óptima. Y es una cuestión de entrenamiento y disciplina. Ni más ni menos como hacen las actrices y actores profesionales. Bueno, aquí queda planteada la duda.

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp