Plena Inclusión Madrid

Diario de sesiones de “Corriente”, proyecto de teatro de Espacio Convergente. Cuarta parte

“Corriente” es un proyecto de teatro desarrollado dentro del programa Espacio Convergente.

En este proyecto participan ocho personas con discapacidad intelectual de la Fundación Ademo.

Las sesiones de “Corriente” están dirigidas por Juanfra Rodríguez.

Diario de sesiones #4
Residencias Espacio Convergente. Proyecto “Corriente”
Juanfra Rodríguez
Espacio creativo: Fundación Ademo

En estas cuatro sesiones (de la 15 a la 18) comenzamos a preparar la muestra de febrero. Vamos a elegir algunos elementos creativos que han surgido en el camino y jugaremos a repetirlos en todas las clases, para después pasar a un proceso de selección.

Un posible comienzo de Corriente sea el de todo el equipo armando y colocando las lámparas. Por eso, hemos repetido dos o tres veces esta acción añadiendo palabras que ya habían aparecido en anteriores ocasiones. El hecho de repetir desconcertaba un poco, pero han respetado el juego. 

Una tarea fundamental es que vayan ganando confianza en sus capacidades para que
puedan realizar su trabajo lo mejor posible. Pero a veces es a mí mismo a quien más le
cuesta controlar la ansiedad y entro en un estado de inseguridad que no me permite ver
lo mejor de ellos.

Así y todo, ya se va notando que vamos encaminados hacia la muestra y la magia y el veneno del teatro nos va envolviendo. Estuvimos hablando del vestuario, de las pelucas, bromeando con el empeño de Luis de salir solamente con un tanga rosa. Después de la distensión les pedí que dijeran que ejercicios les gustaría que se viesen
en la muestra. 

Cerca de las tablas

En la decimoséptima sesión, María Jesús nos ha vuelto a invitar amablemente a un evento en el auditorio sobre la Constitución, con el alcalde y concejales de la corporación de Arganda, con proyecciones y actuaciones realizados por alumnos de diversos colegios. Tuve alguna duda sobre asistir o no, pero creo que el hecho de volver al teatro motivaría al grupo, y así fue. 

Nos colocaron en la segunda fila, justo detrás de la corporación municipal. El estar cerca del escenario nos ayudó a percibir de manera más clara el horizonte de nuestra propia muestra, y en el arte la excitación ayuda a la concentración. Hay que señalar que disfrutamos mucho con las propuestas, especialmente con los compañeros conocidos por Luis, Víctor, Ana, Pedro, Visi y Marta de un colegio que actuaba en el evento.

Después, ya concentrados en nuestra tarea, repetimos otra vez el esquema de armar las lámpara y enchufarlas a la corriente, con palabras improvisadas por ellos. Pasamos a jugar con la repetición de algunas escenas, en las que estaban dos o tres personas. Quienes no participaban en la escena, tenían la labor de colocar y sostener las lámparas para iluminar el momento.

Terminamos con cada persona individualmente diciéndole al público que todo lo que
iban a ver era mentira. Cada una sosteniendo una lámpara en vertical. Es importante que se corrijan y ayuden entre ellos, intentando no dar un valor negativo a las equivocaciones, entendiendo que es parte del proceso cometer errores, que es normal, y que está permitido, al igual que pedir ayuda a los demás si uno se siente perdido.

La repetición de las escenas hace que vayan ganando en creatividad y en expresividad. También repetimos el concepto de contradicción, que ya habíamos planteado alguna vez, donde las palabras contradicen a las acciones, o viceversa.

La repetición de esquemas está ayudando a crecer en la concentración. Supongo que al conocer los elementos del juego, a todos nos pasa que nos sentimos con más confianza, y eso hace que arriesguemos, dando algún paso más allá.

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp