Plena Inclusión Madrid

Derecho al voto, vida independiente y un trabajo digno, reivindicaciones de las personas con discapacidad intelectual en el Congreso

Los representantes hablaron de participación política y del derecho al voto.

También de vida independiente.

Defendieron mejor formación y más y mejor empleo.

Reivindicaron el acceso al ocio y a la cultura en igualdad. 

Dijeron que querían una educación que no les dejara atrás. 

También hablaron de la mujer con discapacidad y de las personas con más necesidades de apoyo.

Por último, hablaron del acceso a la justicia. 

Las reivindicaciones presentadas por los representantes ante una mesa compuesta por el presidente de la Comisión de Discapacidad del Congreso, Jordi Xuclà (PDeCat), Joan Ruiz i Carbonell (PSC), Ignacio Tremiño (PP), Diego Clemente (Ciudadanos), Teresa Arévalo (Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú–En Marea) e Iñigo Alli (UPN),quienes respondieron a los intervinientes en las diversas cuestiones que se plantearon. 

Las reivindicaciones fueron presentadas por personas con discapacidad de diferentes comunidades autónomas, y giraron en torno a 8 bloques fundamentales. El primero de ellos, la participación política. En este sentido, instaron a los diputados a modificar la Ley Orgánica de Régimen Electoral general para permitirles votar en las próximas elecciones de 2019; solicitaron información electoral en lectura fácil y elecciones accesibles.

En relación a la vida independiente, reclamaron poder elegir dónde vivir. “Muchos de nosotros salimos de casa de nuestros padres para ir a una residencia” expresaba Mar Sobrado; “Muchas personas podrían llevar una vida independiente si pudieran contar con la figura del asistente personal”, figura que reclamaba para el colectivo Daniel García.

La formación homologada, adaptada y de calidad, como paso previo al acceso al empleo y a mejores condiciones laborales fueron las reivindicaciones del siguiente bloque, en el que recordaron ser el colectivo con menor acceso al empleo y reclamaron el cumplimiento de las cuotas de empleo público.

En el ámbito de la participación pública y el acceso al ocio y la cultura, reclamaron el acceso libre y gratuito de la persona de apoyo para evitar el sobrecoste económico de las actividades, y entornos preparados para que las personas con discapacidad puedan disfrutar del ocio en los mismos lugares que el resto de la sociedad.

Reclamaron también una educación realmente inclusiva, que no les deje fuera desde el principio, con apoyos permantentes, justos, solidarios e individualizados.

La situación de la mujer con discapacidad intelectual también tuvo su espacio en el debate. Así Cristina Paredero y Maria Teresa Cifuentes expresaron el derecho de las mujeres con discapacidad intelectual a sentirse mujeres plenas y protegidas del maltrato, el abuso o de las esterilizaciones forzosas.

Los participantes pusieron de relieve la situación de las más de 60.000 personas que con más necesidades de apoyo que también tienen derechos y los de sus familias, “para que no acaben sacrificando toda su vida por la de su familiar”, expresó Antonio Hinojosa, quien reclamó sistemas y apoyos para que estas personas puedan vivir más allá de mandarlas a una residencia.

En relación al acceso a la justicia, reclamaron que se les escuche en los procesos, que éstos sean accesibles y comprensibles para poder participar en ellos. Solicitaron que sus sentencias se revisen puesto que sus necesidades van cambiando a lo largo de los años.

Foto: Luis Domingo.

COMPARTE

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp