Plena Inclusión Madrid

El 80% del alumnado con discapacidad señala el hecho de “ser diferente” como un factor de riesgo para ser víctima de acoso

Fundación ONCE y CERMI han publicado un estudio sobre el acoso en el alumnado con discapacidad. 

Este estudio dice que el 80% del alumnado con discapacidad dice que la discapacidad les hace más vulnerables al acoso.

En 8 de cada 10 casos el acoso se traduce en burlas, aislamiento y rechazo. 

Whatsapp y Facebook son las redes sociales más frecuentes en el ciberacoso.

El estudio dice que hay que desarrollar medidas que incorporen las necesidades del alumnado con discapacidad. 

 

Así lo pone de relieve el estudio ‘Acoso y ciberacoso’ elaborado por Fundación ONCE y el CERMI y presentado este miércoles por Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional en funciones; Miguel Carballeda, presidente del Grupo Social ONCE; Pilar Villarino, directora ejecutiva del CERMI, y Sabina Lobato, directora de Formación y Empleo, Operaciones y Transformación de Fundación ONCE.

El estudio advierte de que las situaciones de acoso hacia el alumnado con discapacidad se prolongan durante años, suelen ser ejercidas por un grupo pequeño de compañeros y perpetradas por personas de su entorno más próximo, tales como estudiantes de su misma clase.

Además, alerta de que las consecuencias son muy negativas, desde el punto de vista emocional, social y académico. Así, las reacciones más frecuentes suelen pasar por el empeoramiento de las calificaciones (31,3%), el descenso de la motivación para asistir a clase (57,8%) y por el incremento de la tristeza (62,55%) y las “ganas de llorar” (53,6%).

Según señalan los impulsores del informe, Fundación ONCE y CERMI, en España apenas existen datos o estudios específicos sobre esta realidad. “Conocer la situación que vive el alumnado con discapacidad víctima de acoso y ciberacoso servirá para poner los medios adecuados en la prevención de este tipo de situaciones, así como para atajarlas en el caso de que se estén produciendo en la actualidad. Ese es el objetivo”, inciden.

Las burlas, el aislamiento y el rechazo son las modalidades de violencia escolar más frecuentes (8 de cada 10 casos). Asimismo, el alumnado víctima de ciberacoso lo ha sido, sobre todo, por recibir comentarios desagradables a través de WhatsApp (18,8%) y Facebook (10,3%). 

Según la opinión de más de la mitad de los profesionales del ámbito educativo, las familias de los agresores se muestran reacias ante la posibilidad de que sus hijos puedan actuar como tal. En cuanto al comportamiento de las familias de la víctima, es el mismo porcentaje de profesionales el que piensa que están predispuestas a atajar y solventar la situación, aunque en muchas ocasiones desconozcan cómo actuar ante el acoso.

Con todos estos datos, el estudio extrae una serie de recomendaciones que pasan por desarrollar protocolos de prevención, detección e intervención que incorporen las necesidades específicas del alumnado con discapacidad; favorecer un trabajo interdisciplinar encaminado a mejorar y desarrollar las habilidades sociales de los alumnos, para que puedan evitar las situaciones de acoso, así como reconocerlas, verbalizarlas y denunciarlas, en el caso de que ocurran.

El acto contó con el testimonio de una estudiante con discapacidad visual, Valentina García, quien relató que sufrió acoso escolar durante muchos años. “El acoso no te hace más fuerte”, aseguró , “hubiera agradecido más ayuda de otros compañeros del colegio”  y reclamó “más educación desde el respeto y la tolerancia”

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp