Plena Inclusión Madrid

Extraterrestres y enamorados. Buscando la colectividad

El proyecto Hazte Ver sigue tomando forma.

En esta sesión número 8, repasamos todo el material que tenemos. 

Buscamos la forma de unir los deseos de todos los participantes en la historia. Poco a poco lo conseguimos. 

El asesino de nuestra historia será un extraterrestre. Y vivirá un momento romántico con su novia. 

La octava sesión del proyecto Hazte Ver fue la primera con horario intensivo, nos quedamos mañana y tarde creando, rodando, debatiendo, disfrutando, dando lugar a nuevas ideas y puestas en escena, no poniendo límites a la posibilidad de traducir en imágenes y sonidos lo que imaginábamos.

Empezamos repasando el material, todos se mostraron entusiastas del último montaje, así que planificamos las siguientes escenas. El objetivo de la sesión ha sido desde el primer momento intentar incluir a todos los participantes en la película colectiva, buscando para cada uno/a un papel en la historia del asesinato.

Jesús y Anna María tenían muy clara su “película individual” que refleja sus deseos, sus aspiraciones: en el caso de Jesús, ser cantante e ir a Hollywood; en el caso de Anna María, bailar y tener un canal de YouTube. Ya tenemos grabados “sus deseos”, pero…. ¿Cómo los podemos incluir en la película colectiva? Les damos vuelta, les pedimos hacer un esfuerzo, imaginarse otro papel que pueda entrar en la historia de todos. En un primer momento no les resulta fácil. El primero a “desbloquearse” es Jesús que, mientras preparamos el set de la escena del interrogatorio, se coloca en una esquina y dibuja unos personajes de pokemon que luchan entre ellos. Esa es su idea: rodar una lucha entre él y el asesino. Lo tiene claro. Ana María quiere hablar del amor, pero todavía no se le ocurre como cruzar este tema con el asesinato.

Seguimos. Gloria nos cuenta delante de la cámara su otro cuento, profundiza en la historia del asesino que para ella es un extraterrestre. Esa idea le gusta a David (quien personifica el asesino) y, explorando su imaginario respecto a los extraterrestres, propone bajarse de una nave espacial. Hecho. Los efectos especiales nos ayudan. Grabamos como si llegara del espacio con una nave y en unos minutos la escena está montada. La reacción del grupo balancea entre la incredulidad y el entusiasmo: lo que imaginan, en poco tiempo, lo ven en la pantalla.

Grabamos la lucha, el interrogatorio, Gloria que nos cuenta su historia, la segunda llamada a la policía.

Es durante el momento de la comida que Anna María y David proponen rodar una historia de amor entre ellos. En principio Anna María no quiere cruzar la historia de amor con la del asesinato, pero poco a poco se entusiasma a la idea de poder ser ella también una extraterrestre, poder bajar de la nave espacial y grabar un momento de romanticismo con el asesino.

Todo va teniendo una forma más delineada, todos van apareciendo en esa historia de amor, de policía y detectives, de un asesinato y de extraterrestres.

COMPARTE

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp