Plena Inclusión Madrid

Las farmacias dispensarán medicamentos a domicilio a personas vulnerables al contagio o que no puedan salir de sus casas

Las farmacias de la Comunidad de Madrid servirán medicamentos a domicilio a personas que no puedan salir de sus casas o sean vulnerables al contagio.

Hay que llamar a la farmacia más cercana a casa para hacer el pedido.

Si se compra un medicamento con receta médica, se deberá entregar la receta o dar el número de la tarjeta cuando te lo lleven a casa.

La farmacia informará del método de pago cuando se haga el pedido.

Las farmacias de la Comunidad de Madrid dispensarán medicamentos y productos sanitarios a domicilio a personas que no tengan posibilidad de salir de sus casas y que no dispongan de otra persona de apoyo en su entorno mientras dure la situación extraordinaria del estado de alarma y sus posibles prórrogas. Así se establece en el protocolo de la Consejería de Sanidad del Gobierno regional aprobada el pasado 12 de abril, que puntualiza que podrán beneficiarse de esta medida personas con problemas de movilidad, que sufran una enfermedad aguda (incluida la COVID-19), con procesos crónicos complejos, especialmente vulnerables al contagio y en situación de aislamiento domiciliario por el coronavirus.

Para solicitar este servicio solo hay que contactar con la farmacia más cercana al domicilio y solicitar los medicamentos o productos requeridos, que pueden estar sujetos o no a prescripción médica. En el caso de que sean productos con prescripción médica, el comprador deberá acreditarlo a la entrega mediante la correspondiente receta en papel o con el código de la tarjeta sanitaria individual (TSI) y, en algunos casos (como en la venta de psicotrópos o estupefacientes), el DNI o documento de identificación pertinente.

El protocolo establece que el pedido debe ser preparado por un farmacéutico, que pondrá especial cuidado en cumplir las medidas de prevención del contagio durante el proceso, y puede ser entregado por otra persona de la farmacia o por voluntarios de organizaciones no gubernamentales. En todo caso, se procurará evitar en la medida de lo posible el contacto directo con el paciente o con cualquier objeto personal del mismo durante la entrega.

La farmacia informará de los métodos de pago disponibles cuando se realice el pedido.

Con esta medida, la Consejería de Sanidad pretende “asegurar el abastecimiento de productos farmacéuticos a personas especialmente vulnerables a la enfermedad, así como reducir los riesgos de contagio” al evitar que deban desplazarse hasta una farmacia para adquirir sus medicamentos.

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp