Plena Inclusión Madrid

Fundación Juan XXIII aplica la Terapia de Estimulación Emocional T2E® por primera vez con éxito en personas mayores con discapacidad intelectual

La terapia T2E tiene como objetivo el trabajo con emociones. 

Es una terapia diseñada para personas mayores, y se ha aplicaoc por primera vez con éxito en personas con discapacidad intelectula. 

Ha sido en la Fundación Juan XXIII. 

Los profesionales están muy satisfechoscon el resultado y seguirán investigando su aplicación al coletivo. 

Los profesionales de Fundación Maria Wolff y de FUNDACIÓN JUAN XXIII han conseguido por primera vez aplicar con éxito la “Terapia de Estimulación Emocional T2E®” en personas con discapacidad intelectual.

Esta terapia, creada por la propia Fundación Maria Wolff, ha cumplido su objetivo de mejorar el balance de emociones positivas en personas con dificultades cognitivas. Diseñada para personas mayores con Alzheimer, depresiones y otras patologías, es la primera vez que se ha trabajado de manera sistemática y se ha podido demostrar que es aplicable también a personas con discapacidad intelectual leve-moderada.

Las emociones tienen un papel fundamental en la búsqueda del bienestar de las personas con discapacidad intelectual. En este caso, se ha apostado por introducir una técnica novedosa, no basada en el uso de fármacos, para trabajar las emociones de personas mayores con discapacidad intelectual. Las mejoras percibidas en la calidad de vida emocional de los participantes tras la adaptación y aplicación de la terapia por parte de FUNDACIÓN JUAN XXIII y Fundación Maria Wolff, suponen un gran éxito para la misma.

María Nava, Psicóloga Clínica del Centro Ocupacional de FUNDACIÓN JUAN XXIII ha reseñado que “durante la realización de la terapia se ha observado ausencia de compulsiones, disminución de síntomas obsesivos, aumento de sensación de bienestar manifestado con nuevas relaciones interpersonales e, incluso, momentos de diversión en usuarios con dificultades de relación” y ha destacado “la revelación de cuestiones importantes antes no contadas o adecuación de las conversaciones a las mantenidas en el grupo de terapia, entre otros muchos resultados más puntuales que con la consecución de la terapia esperamos que se estabilicen”.

Nava ha concluido que “teniendo en cuenta los beneficios observados, consideramos importante poder investigar en varios grupos de participantes con el objetivo de que más profesionales del ámbito de la discapacidad se formen en esta terapia y la puedan incluir dentro de las metodologías de trabajo con personas mayores con discapacidad intelectual o en proceso de envejecimiento

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp