Plena Inclusión Madrid

Fundación Once y la OIT alertan del riesgo de exclusión de las personas con discapacidad en la economía digital

Fundación Once publica un estudio sobre el impacto de la revolución tecnológica en el empleo de las personas con discapacidad.

Asegura que existe riesgo de exclusión en el colectivo

Alerta de la necesidad de que las herramientas digitales sean accesibles.

También de la importancia de que las personas con discapacidad reciban la formación necesaria.

Para ello, pide la colaboración de los Gobiernos, de las empresas que contratan y de la industria que fabrica la tecnología.

Fundación ONCE y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han presentado el estudio ‘An inclusive digital economy for people with disabilities’ (‘Una economía digital inclusiva para personas con discapacidad’), que pone de relieve el riesgo de exclusión que supone para las personas con discapacidad el desarrollo de la denominada ‘economía digital’ por las barreras de acceso al empleo que puede suponer. En este sentido, el documento hace un análisis de la situación actual e identifica las acciones necesarias para crear un entorno de trabajo más inclusivo.

El estudio se enmarca dentro de la iniciativa Disability Hub Europe (Dhub), que lidera Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo y fue presentado en la Conferencia 2021 de Zero Project, que este año tenía como tema principal ‘Empleo y TIC’.

El documento alerta de que la revolución tecnológica podría acentuar las dificultades en el acceso de las personas con discapacidad al mercado laboral e identifica como principales palancas para asegurar un mercado laboral digital inclusivo la accesibilidad, la promoción de las competencias digitales entre las personas con discapacidad y la promoción del empleo digital en el colectivo.

Posibles soluciones

Para ello, señala que es “fundamental” que las personas con discapacidad mejoren sus competencias mediante iniciativas en las que deben participar los principales grupos de interés, como las Administraciones públicas, el sector empresarial o la industria digital. Reclama además la colaboración del entorno académico, las organizaciones sindicales y patronales y las propias personas con discapacidad y las organizaciones en las que participan.

El estudio recuerda que el “nuevo escenario del mundo de trabajo” presenta “numerosas barreras digitales”, pero también “trae consigo oportunidades sin precedentes para la inclusión de las personas con discapacidad en el mercado laboral”, ya que las herramientas digitales pueden suponer un apoyo en sus tareas diarias en el lugar de trabajo siempre que sean accesibles, asequibles y utilizadas con los conocimientos necesarios.

Foto: The Noun Project

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp