Plena Inclusión Madrid

Los representantes de Círvite adaptan las reuniones de la Junta Directiva

Los representantes de las personas con discapacidad intelectual de Círvite estaban muy nerviosos cuando tenían reuniones con la Junta Directiva de Círvite.

La Junta Directiva está formada por familiares que representan a los socios de Círvite.

Las reuniones de los representantes con la Junta Directiva antes eran en una sala pequeña.

Por eso, cambiaron el lugar de las reuniones.

Ahora tienen las reuniones en una sala más conocida para los representantes y más grande.

En la última reunión, todas las personas han estado tranquilas, sin nervios y más cómodas

Tras varios meses participando en las reuniones de la Junta Directiva, los representantes de Círvite phan decidido mejorar el formato de estas reuniones.

La primera mejora que han llevado a cabo ha sido cambiar el entorno en el que tenían lugar las reuniones. Si antes se realizaban en una sala pequeña y fría, con sillas grandes y una mesa de juntas muy alargada, que obligaba a que los representantes solo pudieran participar en un momento de la reunión, estos encuentros se han trasladado a uno de los talleres, una sala más amplia que ha mejorado la dinámica de la reunión, en la que representantes y miembros de Junta Directiva alternan butacas y desde donde pueden abordar con menos nervios el momento de expresar sus ideas y participar en cada debate. 

Las reuniones de  Junta Directiva son ahora una conversación entre iguales, donde los representantes opinan sobre diferentes puntos del orden del día, como la organización de los viajes. Gracias a sus propuestas, los representantes han conseguido recientemente dos mejoras: la oferta de un viaje de ciudad adicional o el cambio de fecha de un viaje al balneario.

Los familiares que integran la Junta Directiva, han expresado una gran satisfacción ante este nuevo entorno de reunión, que afirman han han pasado a ser más cálidas y amenas.

Los representantes han vuelto a recordar que los lugares educan. La identificación con el lugar de reunión mejora el sentimiento de pertenencia y Círvite quiere que los representantes hagan su trabajo a gusto.

Gracias al proyecto “Yo También Cuento” de Plena Inclusión Madrid y Fundación Repsol, los representantes están aprendiendo a proponer mejoras y a que las propuestas justificadas sean tenidas en cuenta. Según Esperanza, Mari Mar, Víctor, Celeste y Kiko, representantes de Círvite, celebrar las reuniones en un espacio familiar les hace sentir “más cómodos, libres y escuchados alrededor de una mesa donde cabemos todos”.

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp