Plena Inclusión Madrid

Plena Inclusión Madrid y Fundación Música Creativa impulsan talleres de cajón flamenco para personas con discapacidad intelectual en entorno penitenciario

El disfrute de la cultura es un derecho fundamental de todas las personas y en todas las situaciones. Esa es la premisa de los talleres de cajón flamenco para personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que han impulsado Plena Inclusión Madrid y Fundación Música Creativa en el Centro Penitenciario de Estremera de Madrid y que se impartirán de marzo a diciembre de 2024. Esta iniciativa cuenta con la colaboración de la Comunidad de Madrid a través de la asignación tributaria del 0,7% del IRPF.

Los talleres cuentan con ocho participantes y tienen una periodicidad semanal con sesiones de una hora y media de duración. En cada sesión, se ejecutan diferentes ejercicios en los que los participantes practican diversos ritmos de forma individual y grupal. También improvisan en una rueda colectiva y tocan el cajón tomando como referencia un tema de música popular.

Toda la actividad está guiada por el profesor y coordinador de la actividad, un músico flamenco profesional experto en talleres grupales y didáctica en percusión.

Cultura como palanca de inclusión

Desde Plena Inclusión Madrid defendemos el papel de la cultura como palanca de inclusión. En este sentido, consideramos que disfrutar de la cultura en el entorno penitenciario forma parte del proceso de recuperación de la autoestima, autonomía y desarrollo de la persona.

Como ejemplo, a través de la música se mejora el bienestar de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en centros penitenciarios, consiguiendo conectar con nuevos hábitos saludables, crear un entorno amable y de confianza y generar emociones positivas que contribuyan al desarrollo de una vida llena y autónoma.

"A través de la música se mejora el bienestar de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, consiguiendo conectar con nuevos hábitos saludables y crear un entorno de confianza"

Además, como se aprecia desde Fundación Música Creativa, la percusión es una disciplina abierta con la capacidad de atraer y despertar el interés musical de participantes de diferentes culturas, aún sin experiencia previa, desarrollando su faceta artística tanto de manera individual como colectiva. Y en la colectividad se encuentran numerosos beneficios en la pertenencia al grupo y se fomenta la escucha y el respeto aprovechando el carácter lúdico como vehículo.

"En la colectividad se encuentran numerosos beneficios en la pertenencia al grupo y se fomenta la escucha y el respeto aprovechando el carácter lúdico como vehículo"

En el centro penitenciario de Estremera (Madrid VII) hay un módulo específico para personas con discapacidad intelectual o del desarrollo formado por 25 hombres con discapacidad y 5 sin discapacidad -estos últimos como personas de apoyo-, gestionado por el equipo técnico del centro penitenciario junto con los profesionales de Plena Inclusión Madrid.

Los talleres de cajones flamencos se suman a otras actividades que llevan a cabo en su día a día, como un taller de cocina, deporte, programas de desarrollo personal, etc.

COMPARTE

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp