Plena Inclusión Madrid

David Herrero recibe uno de los Premios Plena Inclusión Madrid por su esfuerzo y su resiliencia durante la pandemia

David Herrero ha recibido el Premio Plena Inclusión Madrid 2020.

Se le ha concedido este premio en la categoría de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

El premio reconoce el esfuerzo de David durante la pandemia.

El galardón fue entregado en la Fundación Juan XXIII Roncalli.

David Herrero López, trabajador y voluntario con discapacidad intelectual de la Fundación Juan XXIII Roncalli, ha recibido el primero de los Premios Plena Inclusión Madrid 2020. David ha sido reconocido por su resiliencia y por su esfuerzo durante la pandemia por la COVID-19 en la categoría de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

El acto se desarrolló en las instalaciones de la entidad y con un aforo reducido, como aconsejan las condiciones sociosanitarias. Entre los presentes estaban familiares, amigos y compañeros del centro especial de empleo del galardonado.

El premio fue entregado por Mar Torres, secretaria de la Junta Directiva de Plena Inclusión Madrid, que recordó que el objeto de estos galardones es “reconocer a organizaciones, instituciones y personas que contribuyen a la inclusión de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo”. 

Sin embargo, ante las circunstancias excepcionales de este año, los Premios Plena Inclusión Madrid 2020 pretenden suponer un homenaje a “una persona con discapacidad intelectual o del desarrollo, un familiar, un profesional y una persona voluntaria, que simbolizan el esfuerzo colectivo de todas las personas del movimiento asociativo ante la pandemia”, explicó Mar Torres.

Un ejemplo de fortaleza

La candidatura de David Herrero fue la más valorada por el jurado porque cumple los valores de solidaridad, superación, y resiliencia, y por haber mostrado “grandes capacidad durante la pandemia”, insistió Torres. Por ello, recibe el premio en representación de todas las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que forman parte del movimiento asociativo.

El galardonado dio las gracias a su familia, a la Fundación Juan XXIII Roncalli y a la “familia Impulsa”, el proyecto de fomento de la autonomía puesto en marcha por la entidad. Asimismo, recordó la labor de los profesionales, que, expresó, ayudan a “la vida más fácil, más sencilla, con palabras llenas de soluciones”.

David Herrero es trabajador de una unidad de apoyo al centro especial de empleo de la Fundación Juan XXIII Roncalli, que no dudó en participar desde el comienzo de la crisis sanitaria en las distintas iniciativas de la entidad para paliar las dificultades de las personas con discapacidad. Supuso además un ejemplo de resiliencia y fortaleza para sí mismo y para las personas que le acompañan en sus rutinas diarias cuando tuvo que afrontar la hospitalización de sus padres, con los que reside, durante varias semanas.

En las próximas semanas se entregarán el resto de los premios, concedidos a Elena García Martín y Raquel Zazo de Pablo, profesionales de la Asociación Talismán; María Teresa Miranda Rivas, voluntaria de la Fundación Ademo; Asunción Guardo Sáez de Lubiano, familiar de una persona con discapacidad participante en Afanias.

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp