Plena Inclusión Madrid

Inaugurado el refugio de adobe fruto de la residencia artística ‘La fuerza de estar juntos’

La Fundación Repsol y Plena Inclusión Madrid apoyan cada año la beca artística que se llama Espacio Convergente para unir a artistas y asociaciones.

11 artistas con discapacidad y la artista en cerámica Simone Immink se juntan para hacer un plan todos juntos.

Los 11 artistas con discapacidad junto con la artista en cerámica Simone Immink
han trabajado en el COFOIL Municipal de Leganés Sufragio.

Uno de los resultados de este proyecto ha sido un refugio de adobe que han instalado en una escuela infantil de Leganés. 

Se trata de un refugio a  tamaño natural, para los niños y niñas de la escuela. 

El refugio de adobe realizado por once artistas con discapaciad intelectual del centro ocupacional Sufragio, de Grupo Amás, y la artista ceramista Simone Immink en el marco del proyecto ‘La fuerza de estar juntos’ – residencia artística Espacio Convergente – fue inaugurado ha sido inaugurado por la concejala de educación, servicios sociales e infancia del Ayuntamiento de Leganés, Virginia Jiménez, el director de planificación y desarrollo de Plena Inclusión Madrid, Ángel San Gregorio y el director general de atención a personas, Ismael Carrillo.

El refugio ha sido realizado a tamaño real para los niños y niñas de la Escuela Infantil La Fortuna, en Leganés, en la que está ubicado. 900 ladrillos de adobe han dado forma a esta casita, buena parte de los cuales han sido realizados a mano por el equipo de artistas con discapacidad intelectual que han aprendido la técnica, gracias a la formación recibida por parte de la artista Simone Immink.

Ha sido una experiencia increíble. Un proyecto creativo colaborativo por parte de personas con discapacidad, familias del centro, y muchos voluntarios de diferentes entidades de Leganés”
Silvia Guerrero, responsable del espacio de arte y cerámica del centro ocupacional municipal de Leganés, Sufragio, de Fundación AMÁS.

Un proyecto concebido en el confinamiento

Simone Immink, artista ceramista líder del proyecto, considera que este proyecto simboliza la inclusión de todas y cada de una de las personas y la importancia de cada una de las piezas.

Esta casita es un refugio real para los más pequeños en el que hemos querido reflejar el lugar donde cada uno se sintió mejor en los meses de confinamiento.
Simone Immink

Este proyecto comenzó en el 2020 gracias al apoyo del Ayuntamiento de Leganés que cedió el lugar, así como de la Fundación Repsol que apoyó la continuidad de la financiación a pesar de que la residencia artística Espacio Convergente ya había finalizado con una exposición conjunta en la Escuela de Arte y Cerámica Francisco Alcántara.

El pasado mes de septiembre comenzaron las labores de construcción y durante la semana de la discapacidad, organizada por el Ayuntamiento de Leganés, se hicieron gran parte de los ladrillos necesarios para la construcción.

COMPARTE

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp