Plena Inclusión Madrid

Pedimos a Educación que el regreso a las aulas de las personas con discapacidad intelectual se posponga a septiembre y se haga con criterios claros

El presidente de Plena Inclusión Madrid ha pedido a Educación que el curso no se retome hasta septiembre.

Plena Inclusión cree que las personas con discapacidad son más vulnerables y por ello apuesta por acabar el curso actual de forma telemática.

Además, el presidente traslada al Consejero la preocupación de los responsables de centros de educación especial ante la posibilidad de abrir en fase 2, algo que no ocurre con otros centros educaivos. 

Plena Inclusión Madrid recuerda que no hay que excluir a los centros de educación especial del sistema educativo reglado.

En la carta a Educación hay otras propuestas para el curso 20-21. Son propuestas de seguridad, para establecer protocolos, el uso de EPIS…

El presidente de Plena Inclusión Madrid, Mariano Casado, ha solicitado a la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo no regresen a los centros educativos hasta septiembre, como el resto del alumnado, y que, para entonces, se hayan establecido unos criterios sanitarios y de prevención claros para evitar contagios por COVID-19 en un colectivo especialmente vulnerable y, en ocasiones, con grandes necesidades de apoyo. En consecuencia, propone que, hasta que finalice el presente curso 2019-2020, se garantice la prestación de la atención necesaria a través de los medios telemáticos, como se está haciendo desde el comienzo de la crisis sanitaria, con el fin de que el alumnado puede completar su formación sin exponerse ni correr riesgos innecesarios.

En una carta remitida al consejero de Educación, Enrique Ossorio, Casado traslada la preocupación de los responsables y profesionales de los centros de educación especial que forman parte del movimiento asociativo ante la previsión de su apertura dentro de la fase 2, con la reincorporación voluntaria de los alumnos y las alumnas en función de los criterios de sus progenitores y/o cuidadores principales. Esta medida, señala, excluye a estos centros y los sitúa al margen del sistema educativo reglado general al establecer un plazo temporal distinto al del resto de centros.

Medidas concretas para el curso 2020-21

En la carta, que va acompañada de una propuesta de medidas concretas, Casado recuerda que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo constituyen un colectivo altamente vulnerable que en ocasiones presentan alguna patología médica asociada, lo que incrementa su riesgo ante la COVID-19, y destaca además las dificultades que entraña aplicar las normas preventivas en la atención y cuidado de las personas con mayores necesidades de apoyo, que requieren un contacto físico más estrecho o tienen complicaciones para utilizar EPIS de forma continuada.

Por ello, exige al Gobierno regional que establezca unos criterios claros de reincorporación para el curso 2020/2021, válidos tanto para los centros de educación especial como para los alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales matriculados en centros ordinarios. Estas pautas deben dar respuesta a cuestiones como qué alumnos o alumnas podrían iniciar el curso de manera presencial, cómo debería ser la adecuación del espacio dentro de los centros, las pautas para el funcionamiento del transporte escolar o la posibilidad de retrasar el comienzo de los servicios complementarios de comedor hasta que existan las condiciones necesarias para prevenir posibles contagios.

Asimismo, Casado traslada al consejero la necesidad de contar con protocolos de actuación en caso de que el alumnado presente síntomas de COVID-19 o haya estado en contacto con una persona contagiada y que las medidas contempladas en estos protocolos tengan en cuenta la diversidad de las aulas de educación especial, en las que conviven personas con movilidad reducida, discapacidad sensorial, problemas de regulación de la conducta, Trastorno del Espectro Autista, etc.

Proceso de matriculación al alcance de todos

Sobre el proceso de matriculación para el próximo curso, propone que se realice prioritariamente por vía telemática y que se ponga a disposición de las familias que así lo requieran la posibilidad de realizar los trámites de forma presencial, siempre con cita previa, individual y las medidas de prevención necesarias.

Con el objetivo de posibilitar la implementación de todas medidas, y teniendo en cuenta la incidencia económica que la crisis sanitaria ha tenido en las ya de por sí debilitadas arcas de las entidades que trabajan con discapacidad intelectual o del desarrollo, Plena Inclusión Madrid solicita que todas estas medidas sean acompañadas con una garantía de apoyo económico para proteger la salud de las personas que acuden a estos centros y sus familias, y de los profesionales que trabajan incansablemente para que la actividad se mantenga

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp