Plena Inclusión Madrid

El salario de los trabajadores con discapacidad intelectual, el más bajo según el INE

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado la encuesta sobre los salarios de las personas con discapacidad. 

La encuesta dice que:

Los trabajadores y trabajadoras con discapacidad son un 16% inferiores a las personas sin discapacidad. 

Del total de personas con discapacidad, las que tienen discapacidad intelectual son las que tienen los salarios más bajos. 

Entre las personas con discapacidad, las mujeres tienen salarios inferiores. 

En ningún grupo de ocupación cobran más las persons con discapacidad. 

El tipo de discapacidad es, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) relativo al salario de las personas con discapacidad (datos de 2019), el condicionante que marca las mayores diferencias en el salario de los trabajadores y trabajadoras con algún tipo de discapacidad. 

Según los datos extraidos de la Encuesta Anual de Estructura Salarial y de la Base Anual de Personas con Discapacidad, las personas con discapacidad intelectual percibieron los salarios más bajos, hasta un 36,1% que la media de personas con discapacidad, y un 46% que la media de las personas sin discapacidad.

Los resultados publicados muestran cómo en términos generales, el salario de las personas con discapacidad subió un 3% en 2019 frente al año anterior, pero que aún así es de media un 16% inferior al de las personas sin discapacidad.

Variable de género, ocupación y tipo de contrato

Por sexo, el salario de las mujeres con discapacidad fue de 18.863,7 euros de media por trabajadora y año, mientras que para los hombres fue de 21.866,6 euros. El salario de las mujeres fue, por tanto, un 13,7% inferior al de los hombres, si bien la diferencia es menor que en el caso de la población sin discapacidad (19,7% más bajo).

En el ámbito de la ocupación, en 2019 ningún grupo de ocupación las personas con discapacidad superaron el salario bruto de la población sin discapacidad, aumentando las diferencias salriales respecto a los mismos puestos en aquellos de ocupación alto (dirección, gerencia…) mientras que en la variable relacionada con el tipo de contrato se observan las menores diferencias en aquellos a tiempo parcial. 

Exigen respuestas contundentes

Según el presidente del CERMI, Pérez Bueno, «la brecha salarial por razón de discapacidad es una realidad permanente que varía poco lo que indica que no hay aún demasiada conciencia de la misma y que no se actúa para erradicar los factores que la desencadenan”. A la vista de los datos, Perez Bueno ha exigido “respuestas contundentes” por parte de los poderes públicos y ha declarado que “ahora son más necesarias que nunca” políticas enérgicas de promoción del empleo para las personas con discapacidad, especialmente de aquellas que tienen mayores tasas de desempleo e inactividad y menor nivel retributivo y de cualificación.

No sólo salarios, también la tasa de ocupacion

Otro aspecto significativo del acceso de las personas con discapacidad al mercado laboral es su baja tasa de actividad, un 34% de media, que supone casi un 44% menos que la población sin discapacidad. En el caso de la población con discapacidad intelectual, la tasa de ocupación en 2019 era casi un punto inferior que el año anterior, del 30%, y junto con las personas con problemas de salud mental, son también las más bajas de todas la población con discapacidad.

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp