Plena Inclusión Madrid

Solicitamos agilidad en los test para las plantillas de las residencias

El presidente de Plena Inclusión Madrid ha solicitado a Sanidad de la Comunidad de Madrid pruebas para los profesionales de las residencias del movimiento asociativo.

Mariano Casado ha explicado que el procedimiento está siendo muy lento y que hace falta que los profesionales puedan volver a trabajar.

Casado considera que esta prueba debe realizarse también a los trabajadores que siguen trabajando.

El presidente ha destacado la labor que los profesionales están realizando con recursos propios de entidades que son sociales y no sanitarias.

Casado ha pedido además indicaciones para que personas que reciben altas hospitalaria vuelvan a las residencias con condiciones de seguridad.

También ha pedido apoyos para personas que por una situación familiar compleja, necesitan regresar a su residencia o vivienda.

El presidente de Plena Inclusión Madrid ha recordado que dos mil personas con discapacidad están actualmente en residencias, y que las entidades están haciendo un gran esfuerzo para garantizar su salud.

El presidente de Plena Inclusión Madrid, Mariano Casado, ha solicitado a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que se agilicen las pruebas a los trabajadores de las entidades sociales que atienden a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y que precisan de las mismas para solicitar el alta y que puedan volver a trabajar, pues hace ya más de una semana desde que se realizaron las solicitudes y no han recibido respuesta desde el área sanitaria correspondiente. 

Casado ha destacado además la necesidad de que estas pruebas se realicen a todos y todas los trabajadores y trabajadoras de esos recursos como medida de control de la pandemia en las residencias. 

Protocolos claros y adaptados 

En su solicitud, el presidente de Plena Inclusión Madrid ha demandado además, indicaciones claras y protocolos adecuados para las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que reciben el alta hospitalaria y han de regresar a sus centros para asegurar que este retorno se haga en condiciones óptimas en las que se pueda garantizar el aislamiento y evitar que se generen nuevos brotes en las mismas.

Asimismo, ha referido otros muchos casos en los que, por una situación familiar compleja, las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, precisan regresar a su residencia o vivienda y para las que hacen falta indicaciones claras que se puedan aplicar con el fin de proteger al colectivo. 

Un esfuerzo ímprobo

Casado ha recordado al consejero el extraordinario esfuerzo que se está realizando en las residencias y viviendas, recursos sociales donde la atención médica es residual, para atender a las casi dos mil personas con discapacidad intelectual o del desarrollo por parte de una cuarentena de entidades sociales y un millar de trabajadores. 

Para el presidente del movimiento asociativo este esfuerzo ímprobo, poniendo recursos materiales y humanos extraordinarios para garantizar la salud de los residentes, ha de ser reconocido de manera explícita por la Administración, y ha adelantado que así lo demandará el movimiento asociativo. 

 Ver nota de prensa

 

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp