Plena Inclusión Madrid

Taller de empatía para la intervención y reinserción de reclusos con discapacidad intelectual

Los reclusos con discapacidad intelectual de Estremera han hecho un taller de empatía. 

Ha estado coordinado por una profesional de Apadis, Laura Garrido. 

El objetivo del taller era valorar la empatía para apoyar en la reinserción de los reclusos.

Garrido ha valorado el trabajo preventivo para evitar que las personas cometan un delito.

También ha dicho que es importante conocer la realidad de estas personas para poder ofrecer recursos y apoyos una vez salgan de prisión.

 

Plena Inclusión Madrid, en colaboración con Apadis, ha realizado un taller de empatía a los reclusos con discapacidad intelectual del centro penitenciario de Estremera, con el fin de valorar esta capacidad como elemento clave para los programas de tratamiento relacionados con el delito y de elaborar propuestas de intervención y reinserción.

El taller ha sido realizado por la coordinadora del programa en Plena Inclusión Madrid, Laura Galindo, y por la  directora de residencia y centro de día de trastornos de conducta para personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en Apadis, Laura Garrido. Galindo ha destacado la importancia que tiene dar a conocer la realidad de las personas con discapacidad intelectual que cumplen condena a los profesionales de la red de entidades del movimiento asociativo, especialmente de aquellos que trabajan con personas con discapacidad intelectual y problemas de conducta, de tal forma que éstos puedan conocer de primera mano su realidad para así poder apoyar en el proceso de reinserción, en el que tan necesarios son los apoyos del entorno.

Para Garrido la visita ha sido reveladora. Considera que es necesario actuar de forma preventiva. “Vi que cualquiera de las personas que apoyamos con problemas de conducta, pueden por un error y por no ser conscientes y no comprender las consecuencias de sus actos, acabar cumpliendo una condena en prisión. Asusta pensarlo y en ese sentido, creo que debemos poner el foco en acompañar a las personas para que puedan tener un entorno que ayude a protegerles. Durante el taller se pusieron de manifiesto las dificultades para empatizar de las personas que participaron, lo que pone de manifiesto que debemos tener en cuenta las dificultades a nivel cognitivo que presentan estas personas y que les puede llevar a no entender qué acto están realizando por la falta de comprensión de las reglas sociales, de las interacciones con los otros y esa falta de empatizar y entender al otro, sumado a sus dificultades de autocontrol”

Por otro lado, destaca la labor de reinserción, una vez la persona recupera su libertad. En este sentido Garrido valora la importante labor de sensibilización y de visibilización de esta población en situación de exclusión realizada por Plena Inclusión Madrid con el fin de reducir los estigmas y “ver que es una población dentro de la discapacidad intelectual con unas necesidades de apoyo extensas y que hay que proveer estructuras de apoyo una vez salgan en libertad para poder reducir los riesgos de volver a delinquir”. Garrido ha señalado la importancia de que los profesionales y las organizaciones conozcan estas situaciones para que seamos conscientes de que esta realidad también existe y que debemos generar redes de apoyo para que estas personas tengan los apoyos y las oportunidades necesarias una vez que salgan en libertad, con las cuales ayudarles a reducir las dificultades sociales y personales que tienen y que les llevaron a esta situación.

COMPARTE

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp