Plena Inclusión Madrid

Una de suspense

En esta nueva sesión del proyecto Hazte ver grabamos nuestra primera escena.

Hay dos muertos. Les han asesinado.

Grabamos diferentes composiciones y hacemos varias pruebas.

Luego vemos el resultado y pulimos errores. ¡A veces los muertos abren los ojos!

En esta cuarta sesión del proyecto Hazte Ver decidimos salir a la calle a hacer una localización y grabar formalmente una escena para poder ver juntos el material y que tuvieran la primer experiencia de rodaje. Elegimos el tema del asesinato porque tenía mayor cantidad de elementos escénicos.

Por algún motivo decidieron que había dos muertos.

Salimos fuera de Medialab y Ana Maria tomó la iniciativa de ordenar la escena. Tuvo claro que quería ubicarlos encima de dos bancos de cemento que hay allí, uno en cada banco. La posición de los muertos era como si estuvieran en el cajón de muertos, con las manos en el pecho.

Una vez hecha la composición la grabamos de diferentes maneras para hacer una primer prueba.

Grabamos una segunda toma que era la llamada de alguien (una posible vecina) enigmática que aparecía en primer plano para llamar a la policía. Seguimos la composición que había hecho Mar del plano porque era bastante cinematográfica.

Ella dijo ver un pie en primer plano que tenía como elementos de fondo a los muertos. Y desde ese plano, veía deslizarse la cámara hacia arriba hasta llegar a detenerse en el perfil del personaje a la que le veía hacer la llamada.

En la segunda parte, lo más interesante de esta sesión fue el visionado de los brutos tal como se grabaron. Fundamentalmente hicimos hincapié en aspectos interpretativos donde lo más cómico, quizá, fue ir detectando que los muertos, en muchos momentos, sin que nos hallamos dado cuenta al grabarlos, tenían movimientos faciales, abrían los ojos, se rascaban una ceja o incluso se incorporaban un poco. Fuimos analizando de esa manera que para representar una escena, hay que poner atención en muchos detalles y los protagonistas deben estar muy concentrados.

Es el primer contacto que tuvieron con imágenes grabadas de sus propias escenas propuestas. Vemos que el trabajo les entusiasma mucho pero empezamos a tener preguntas sobre los mejores beneficios que puede dar el trabajo audiovisual. El tiempo de adaptación que puede llevarles para que lleguen a interpretar lo que han elegido interpretar, el grado de intervención que deberíamos o no deberíamos hacer, etc.

Este proyecto forma parte de Más Cultura, Más Inclusión, junto a Fundación Repsol.

COMPARTE

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp