Citalopram

RECOMENDACIONES ANTES DE EMPEZAR

  • Esta página te da información importante sobre este medicamento.
    Léela antes de empezar a tomarlo.
  • Sigue siempre las indicaciones de tu médico o farmacéutico,
    sobre todo, para tomar la cantidad adecuada de medicamento
    o cuando tengas efectos no deseados.
  • El médico te ha recetado el medicamento solo a ti.
    No se lo des a otra persona, aunque ella tenga síntomas parecidos.
  • Cuando tengas cualquier duda, consulta a tu médico o farmacéutico.

El citalopram es un medicamento antidepresivo,
es decir, que sirve para tratar la depresión.
La depresión es un estado de ánimo de mucha tristeza.

El citalopram también puede servir para tratar:

  • La angustia: es una sensación de preocupación o miedo
    que bloquea a la persona.
  • El trastorno obsesivo-compulsivo: es un problema de salud
    que afecta a pensamientos y comportamientos
    que la persona repite con obsesión y no puede controlar.
  • Nunca tomes bebidas alcohólicas cuando tomes citalopram.
  • Citalopram puede provocar problemas para tener relaciones sexuales.
    Esos problemas pueden durar un tiempo después de terminar de tomarlo.
  • Citalopram tarda un tiempo en hacer efecto.
    En los primeros días, puedes sentir más ansiedad.
    Te sentirás mejor cuando pasen entre 2 y 4 semanas.
  • Cuando tomas citalopram, puedes sentir:
    • Que cambias mucho de ideas.
    • Mucha alegría.
    • Necesidad de hacer mucho ejercicio o deporte.
    • Dificultad para aguantar sentado o de pie.

      Cuando tienes estos síntomas, habla enseguida con tu médico.

  • Puede que citalopram no sea útil para los menores de 18 años.
    El médico decidirá si puede ser útil según cada persona.
  • Si eres una persona que has tenido ideas de hacerse daño o suicidarse
    y que tomas antidepresivos por primera vez,
    puedes sentir que empeoras en las primeras semanas.
    Si te sientes peor, habla con un familiar o amigo de confianza.
    Cuéntale que estás deprimido y pídele que te lea esta información.
    Pídeles que te digan si te ven mejor o peor de la depresión
    o si ha notado algún cambio en tu comportamiento que le preocupe.
    Cuando tomas citalopram y tienes ideas de suicidarte o hacerte daño, habla enseguida con tu médico.

Nunca tomes Citalopram

  • Cuando tienes alergia a citalopram.
  • Cuando tomas otro medicamento antidepresivo
    o has dejado de tomar hace 2 semanas otro medicamento antidepresivo.
    Cuando dejas de tomar fluoxetina, debes esperar 1 semana para volver
    a tomar otros medicamentos antidepresivos.
  • Cuando tienes algún problema de ritmo del latido del corazón
    o tomas algún medicamento por este motivo.
  • Cuando tomas medicamentos que pueden afectar al ritmo del latido del corazón.

Consulta a tu médico cuando tienes alguno de estos problemas de salud

  • Trastorno de angustia.
  • Episodios maníacos, es decir, cambios bruscos del estado de ánimo.
  • Enfermedades del hígado o de riñón.
  • Diabetes, es decir, azúcar en la sangre.
  • Epilepsia.
  • Trastornos de salud que le provocan pérdidas de sangre.
  • Problemas por pérdidas de sal en el cuerpo.
  • Enfermedades de corazón o infarto.
  • Problemas en el ritmo del corazón porque sea más lento
    o más rápido del habitual.
  • Problemas en los ojos para que las pupilas se dilaten,
    es decir, se hagan más grandes.
  • Recibe un tratamiento con corriente eléctrica
    para tratar la depresión u otra enfermedad mental.

Consulta a tu médico cuando tomas alguno de estos medicamentos

  • Otros antidepresivos.
  • Para enfermedades mentales, como trastornos maníacos, esquizofrenia
    o psicosis.
  • Contra infecciones graves o infecciones por hongos.
  • Contra el Parkinson.
  • Contra la tensión alta o para enfermedades de corazón.
  • Para mejorar el ritmo del corazón.
  • Contra el dolor fuerte, sobre todo, dolores de cabeza fuertes.
  • Contra úlceras de estómago.
  • Contra la malaria.
  • Contra las alergias.
  • Para evitar infartos cerebrales, es decir, ictus.
  • Cuando tienes depresión:

    Lo habitual es tomar un comprimido de 20 miligramos al día.
    El médico puede indicarte que tomes más comprimidos.
    La cantidad máxima es de 40 miligramos.

  • Cuando tienes angustia:

    Lo habitual es tomar un comprimido de 10 miligramos al día
    durante la primera semana.
    Después, lo habitual es tomar un comprimido de 20 o 30 miligramos al día.
    El médico puede indicarte que tomes más comprimidos.
    La cantidad máxima es de 40 miligramos.

  • Cuando tienes trastorno obsesivo-compulsivo:

    Lo habitual es tomar un comprimido de 20 miligramos al día.
    El médico puede indicarte que tomes más comprimidos.
    La cantidad máxima es de 40 miligramos.

  • Personas con enfermedades de hígado o mayores:

    Estas personas no deben tomar más de un comprimido
    de 20 miligramos al día.

     

Citalopram puede tomarse de las siguientes formas:

  • Comprimido: tragar con un poco de agua sin masticar.
  • Comprimido bucodispersable: se deshace en la lengua y se traga sin agua.

Lo habitual es tomar un solo comprimido al día.
Puedes tomar el comprimido a cualquier hora del día,
pero tiene que ser todos los días a la misma hora.
Puedes tomarlo fuera de las comidas.

¿Cuándo empezaré a notar que citalopram me hace efecto?

Citalopram tarda un tiempo en hacer efecto.
Al principio, puedes tener sensación de ansiedad.
Te sentirás mejor con citalopram cuando pasen entre 2 y 4 semanas.
El tratamiento con citalopram suele durar 6 meses, por lo menos.

¿Cómo debo dejar de tomar citalopram?

La depresión puede volver cuando dejas de tomar citalopram
después de haber empezado hace poco tiempo.
Cuando dejas de tomar citalopram de un día para otro,
puedes sentir mareos, hormigueos, cambios en el sueño, ansiedad,
dolor de cabeza, náuseas, vómitos, sudor, temblores,
desorientación y latidos rápidos del corazón.
Tu médico te dirá cómo dejar de tomar citalopram y cuándo debes terminar.
Debes dejar de tomar citalopram poco a poco,
aunque te sientas bien.
Cuando tienes depresiones habituales,
tu médico puede indicarte que tomes citalopram durante varios años
para evitar que vuelvas a tener las depresiones.

Deja de tomar citalopram y avisa enseguida a tu médico
en los siguientes casos:

  • Aparecen varios de estos síntomas a la vez, como fiebre alta, temblores,
    espasmos en los músculos y sensación de estar agitado o confuso.
  • Reacción alérgica con hinchazón de la piel, la lengua, los labios, la cara
    y dificultad para respirar.
  • Sangrados en las heces, cuando vas al baño.

Citalopram puede tener otros efectos raros pero graves.
Si sientes algo anormal o un cambio extraño en tu cuerpo
mientras tomas citalopram,
avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico.

Sáltate la toma.
Haz la siguiente toma a la hora de siempre.
Nunca tomes el doble de cantidad para compensar la toma olvidada.

Cuando tienes una sobredosis,
quiere decir que has tomado más medicamento del debido.

Cuando tienes una sobredosis, avisa de forma inmediata:

  • A tu médico o tu farmacéutico.
  • Al servicio de información toxicológica: llama al teléfono 91 562 04 20

Explica que tomas citalopram y cuánto has tomado.

Los síntomas que puedes tener con una sobredosis son convulsiones,
cambios en el ritmo de los latidos del corazón, sueño,
náuseas, vómitos, temblores o mareos.

Los efectos adversos son efectos no deseados del medicamento,
porque tu cuerpo no tolera el medicamento o le sienta mal.

Citalopram puede tener los siguientes efectos adversos:

Muy habituales

  • Cambios en el sueño: mucho sueño o problemas para dormir.
  • Dolor de cabeza.
  • Boca seca.
  • Sensación de mareo.

Habituales

  • Pocas ganas de comer y pérdida de peso.
  • Sensaciones ansiedad, nerviosismo, confusión.
  • Pocas ganas de tener relaciones sexuales
    o problemas para tener relaciones sexuales.
  • Sueños extraños o pesadillas.
  • Mareos, agitación o temblores, náuseas y vómitos.
  • Dolores en los músculos y articulaciones.
  • Problemas para mantener la atención.
  • Sensación de hormigueo o sensación de pies y manos dormidos.
  • Molestias al ir al baño: vómitos, diarrea o estreñimiento.
  • Sarpullido o escozor en la piel.
  • Sensación de cansancio y bostezos frecuentes.
  • Zumbido en los oídos.

Citalopram puede tener también otros efectos adversos poco habituales,
raros o muy raros.
Si sientes algo anormal o un cambio extraño en tu cuerpo
mientras tomas citalopram,
avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico.

Te recomendamos que leas también

Mujeres embarazadas o con bebés que toman leche materna
Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento
en los siguientes casos:

  • Tienes un tratamiento para quedarte embarazada.
  • Crees que puedes estar embarazada.
  • Estás embarazada.
  • Alimentas a tu bebé con leche materna.

Personas que tienen que conducir o utilizar máquinas
Algunos medicamentos pueden producir sueño, nerviosismo, gran relajación
u otras alteraciones que pueden ponerte en riesgo
cuando conduces o utilizas máquinas.
Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento.

Personas que tienen alergias alimentarias
Los medicamentos pueden estar mezclados con otros ingredientes
para recubrirlos, darles un sabor o un color.
Estos ingredientes pueden producir alergias en algunas personas.
Consulta a tu médico o farmacéutico cuando tienes una alergia alimentaria.

Coloca siempre este medicamento lejos de la vista y del alcance de los niños.

Puedes tomar el medicamente hasta la fecha de caducidad
que aparece en la caja.
Nunca lo tomes después de esa fecha.
La fecha de caducidad suele aparecer
con el número del mes y el año junto a las letras CAD.
La fecha de caducidad es el último día del mes indicado.

Tira este medicamento en el Punto SIGRE.
El Punto SIGRE es un contenedor de las farmacias solo para tirar medicamentos.
Nunca lo tires a la basura ni por el desagüe del lavabo, el fregadero,
la bañera o el inodoro.

DESCARGA E IMPRIME

DESCARGA E IMPRIME