RECOMENDACIONES ANTES DE EMPEZAR

  • Esta página te da información importante sobre este medicamento.
    Léela antes de empezar a tomarlo.
  • Sigue siempre las indicaciones de tu médico o farmacéutico,
    sobre todo, para tomar la cantidad adecuada de medicamento
    o cuando tengas efectos no deseados.
  • El médico te ha recetado el medicamento solo a ti.
    No se lo des a otra persona, aunque ella tenga síntomas parecidos.
  • Cuando tengas cualquier duda, consulta a tu médico o farmacéutico.

La metformina es un medicamento
que sirve para tratar la diabetes.

La diabetes es una enfermedad que tiene como efecto
una subida del azúcar en la sangre porque el páncreas funciona mal.

Metformina ayuda a reducir el nivel de azúcar en la sangre
cuando el ejercicio y la dieta no bastan para controlar ese nivel.

Metformina también sirve para mantener un peso adecuado
y reducir los problemas relacionados con la diabetes.

 

Este medicamento es para niños mayores de 10 años y adultos.

  • Nunca tomes bebidas alcohólicas cuando tomes metformina.
  • Los adultos pueden tomar metformina solo
    o junto con otros medicamentos contra la diabetes.
  • Los niños mayores de 10 años y adolescentes
    pueden tomar metformina solo o junto con insulina,
    que es otro medicamento contra la diabetes.
  • Avisa a tu médico cuando tomas metformina
    y te tienen que hacer una radiografía o un escáner
    en el que te tengan que pinchar un líquido, llamado contraste,
    para poder ver algunos órganos.
    Tu médico te dirá durante cuánto tiempo debes dejar de tomar metformina.
  • Avisa a tu médico cuando tomas metformina
    y te van a hacer una operación importante.
    Tu médico te dirá durante cuánto tiempo debes dejar de tomar metformina.
  • Tu médico te hará análisis de vez en cuando
    para ver la cantidad de azúcar en sangre.

Nunca tomes metformina

  • Cuando tienes alergia a la metformina.
  • Cuando tienes problemas graves de riñón o de hígado.
  • Cuando tienes diabetes,
    pero no tienes controlada la cantidad de azúcar en sangre.
  • Cuando tomas muchas bebidas alcohólicas.
  • Cuando has vomitado mucho o has tenido una diarrea fuerte
    y has perdido mucha agua.
    Cuando tienes un problema grave de corazón o un infarto de corazón.
  • Cuando tienes problemas de circulación de la sangre.
  • Cuando tienes problemas para respirar.
  • Cuando tienes una infección grave, sobre todo, en los pulmones
    o en los riñones.
  • Cuando eres mujer y estás embarazada, quieres quedarte embarazada
    o crees que puedes estar embarazada.

Consulta a tu médico cuando tienes alguno de estos problemas de salud y vas a tomar metformina

  • Tienes síntomas habituales por tener un nivel bajo de azúcar en la sangre,
    por ejemplo, te sientes débil, mareado, sudas mucho,
    tu corazón late muy rápido, ves borroso y te cuesta concentrarte.
  • Pesas más de lo que deberías.

Consulta a tu médico cuando tomas alguno de estos medicamentos y vas a tomar metformina

  • Medicamentos que tienen alcohol.
  • Contra el rechazo de trasplantes.
  • Para problemas graves respiratorios.
  • Para orinar más.
  • Contra el dolor y la inflamación de los músculos.
  • Contra la tensión alta.
  • Medicamentos que pueden afectar a la cantidad de metformina
    en la sangre, sobre todo, si tienes problemas de riñón.
  • Otros medicamentos para la diabetes
    que bajan la cantidad de azúcar en sangre.
  • Adultos:
    Lo habitual es tomar 1 comprimido 2 o 3 veces al día.
    Tu médico te ajustará la cantidad después de que tomes metformina durante 2 semanas.
    No tomar más de 3.000 miligramos repartidos en 3 tomas al día,
    que son 3 comprimidos de 1.000 miligramos.
  • Niños y jóvenes entre 10 y 17 años:
    Lo habitual es tomar 1 comprimido 1 vez al día.
    Tu médico puede indicarte que tomes menos cantidad,
    por ejemplo, 500 miligramos en vez de un comprimido de 850 miligramos.
    Tu médico te ajustará la cantidad después de que tomes metformina durante 2 semanas.
    No tomar más de 2.000 miligramos repartidos en 2 o 3 tomas al día.
  • Personas mayores:
    Tu médico estudiará cómo funciona tu riñón
    y te indicará la cantidad que debes tomar.

Metformina puede tomarse como comprimidos.
Hay que tragarlo con un vaso de agua sin masticar.

Los comprimidos pueden ser de 850 miligramos y 1.000 miligramos.

Puedes tomarlo durante las comidas o después de las comidas.

Puedes partir el comprimido por la mitad, cuando tienes problemas para tragarlo.

¿Cómo debo dejar de tomar metformina?

Tu médico te dirá durante cuánto tiempo tienes que tomar metformina.

Cuando dejas de tomar metformina de un día para otro,
tu nivel de azúcar puede subir muy rápido.

Puedes tener problemas graves en los riñones, los ojos
o la circulación de la sangre.

Deja de tomar metformina y avisa enseguida a tu médico
en los siguientes casos:

  • Tienes vómitos, dolor en el vientre, calambres, fuerte cansancio,
    problemas para respirar, latido del corazón acelerado
    y una temperatura baja.
    Puede ser una enfermedad muy grave llamada acidosis láctica.
  • Has vomitado mucho o has tenido una diarrea muy fuerte
    y has perdido mucha agua.

Metformina puede tener otros efectos adversos muy raros.
Si sientes algo anormal o un cambio extraño en tu cuerpo
mientras tomas metformina,
avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico.

Sáltate la toma.

Haz la siguiente toma a la hora de siempre.

Nunca tomes el doble de cantidad para compensar la toma olvidada.

Cuando tienes una sobredosis,
quiere decir que has tomado más medicamento del debido.

Cuando tienes una sobredosis, avisa de forma inmediata:

  • A tu médico o tu farmacéutico.
  • Al servicio de información toxicológica: llama al teléfono 91 562 04 20

Explica que tomas metformina y cuánto has tomado.

Los síntomas que puedes notar con una sobredosis
son dolores de músculos, calambres, respiración rápida y desmayo.
Puedes llegar a tener una situación de coma.
Debes ir a un hospital de forma urgente.

Los efectos adversos son efectos no deseados del medicamento
porque tu cuerpo no tolera el medicamento o le sienta mal.

Metformina puede tener los siguientes efectos adversos:

  • Muy habituales
    • Ganas de vomitar.
    • Vómitos.
    • Dolor en el vientre.
    • Pocas ganas de comer.
    • Habituales
    • Cambios en el gusto, es decir, la comida sabe diferente.

Metformina puede tener otros efectos adversos muy raros.
Si sientes algo anormal o un cambio extraño en tu cuerpo
mientras tomas metformina,
avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico.

Te recomendamos que leas también

Mujeres embarazadas o con bebés que toman leche materna
Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento
en los siguientes casos:

  • Tienes un tratamiento para quedarte embarazada.
  • Crees que puedes estar embarazada.
  • Estás embarazada.
  • Alimentas a tu bebé con leche materna.

Personas que tienen que conducir o utilizar máquinas
Algunos medicamentos pueden producir sueño, nerviosismo, gran relajación
u otras alteraciones que pueden ponerte en riesgo
cuando conduces o utilizas máquinas.
Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento.

Personas que tienen alergias alimentarias
Los medicamentos pueden estar mezclados con otros ingredientes
para recubrirlos, darles un sabor o un color.
Estos ingredientes pueden producir alergias en algunas personas.
Consulta a tu médico o farmacéutico cuando tienes una alergia alimentaria.

Coloca siempre este medicamento lejos de la vista y del alcance de los niños.

Puedes tomar el medicamente hasta la fecha de caducidad
que aparece en la caja.
Nunca lo tomes después de esa fecha.
La fecha de caducidad suele aparecer
con el número del mes y el año junto a las letras CAD.
La fecha de caducidad es el último día del mes indicado.

Tira este medicamento en el Punto SIGRE.
El Punto SIGRE es un contenedor de las farmacias solo para tirar medicamentos.
Nunca lo tires a la basura ni por el desagüe del lavabo, el fregadero,
la bañera o el inodoro.