Rifampicina

RECOMENDACIONES ANTES DE EMPEZAR

  • Esta página te da información importante sobre este medicamento.
    Léela antes de empezar a tomarlo.
  • Sigue siempre las indicaciones de tu médico o farmacéutico,
    sobre todo, para tomar la cantidad adecuada de medicamento
    o cuando tengas efectos no deseados.
  • El médico te ha recetado el medicamento solo a ti.
    No se lo des a otra persona, aunque ella tenga síntomas parecidos.
  • Cuando tengas cualquier duda, consulta a tu médico o farmacéutico.

La rifampicina es un antibiótico.
Es un medicamento que se utiliza para las infecciones
provocadas por algunos tipos por bacterias.

Rifampicina sirve para tratar infecciones junto con otros antibióticos:

  • Por tuberculosis, una enfermedad que daña los pulmones.
  • Por brucelosis, una enfermedad que contagian los animales
    a las personas por tomar leche sin hervir.
  • Otras infecciones.

También sirve para evitar el contagio de ciertos tipos de meningitis,
cuando una persona ha estado con una persona con esta enfermedad
y todavía no la ha desarrollado.

Este medicamento es para niños mayores de 6 años y adultos.

  • Nunca tomes bebidas alcohólicas cuando tomes rifampicina.
  • Nunca tomes antibióticos para infecciones provocadas por un virus,
    por ejemplo, una gripe o un catarro.
  • Sigue las indicaciones de tu médico para la dosis que debes tomar,
    el tiempo que debe pasar entre cada dosis
    y el tiempo que debes tomar el medicamento.
  • Nunca guardes y vuelvas a tomar este medicamento, cuando te sobra.
  • Puede ocurrir que la infección se vuelva resistente
    cuando tomas rifampicina, es decir, que no mejores.
    En estos casos, tu médico te dirá otros antibióticos
    para tomar a la vez que tomas rifampicina.
  • Cuando tomas rifampicina, puedes sentir sudor, color rojo de la orina, lagrimeo y expulsión de flemas. No son síntomas peligrosos.
  • Nunca des este medicamento a niños menores de 6 años.
  • Avisa a tu médico cuando tomas rifampicina y vas a hacerte un análisis.
    Rifampicina puede cambiar los resultados en algunos análisis.

Nunca tomes rifampicina

  • Cuando tienes alergia a la rifampicina.
  • Cuando tienes alergia a otros antibióticos.
  • Cuando tienes problemas de hígado o riñón.
  • Cuando tomas otros medicamentos para:
  • Sida
  • Contra infecciones por hongos.
  • Cuando tienes una enfermedad llamada porfiria, que es hereditaria,
    es decir, se transmite de padres y madres a hijos e hijas.

Consulta a tu médico cuando tienes alguno de estos problemas
de salud y vas a tomar rifampicina

  • Problemas de salud graves,
    por ejemplo, asma, problemas graves de riñón,
    manchas moradas en la piel o cambios importantes en la sangre
    como, por ejemplo, sangrados
    o posibilidad de que la persona tenga moratones con facilidad.
  • Una enfermedad permanente del hígado.
  • Problemas de alcoholismo.
  • Desnutrición, es decir, problemas de salud por no comer.
  • Pulso lento o latido del corazón lento.
  • Problemas de corazón.
  • Una enfermedad muscular llamada degradación muscular anormal.
  • Si has perdido la visión o puedes perderla.
  • Si tienes problemas en el colon intestinal.
  • Si has tenido diarrea después de tomar antibióticos.
  • Si tienes diabetes.
  • Si estás embarazada y tienes sífilis, una enfermedad que puedes tener
    por relaciones sexuales sin protección.
  • Miastenia grave, que es una enfermedad que produce cansancio
    y debilidad en los músculos.

Consulta a tu médico cuando tomas alguno de estos medicamentos
y vas a tomar rifampicina

  • Para la epilepsia.
  • Para ajustar el ritmo del latido del corazón.
  • Para problemas del corazón.
  • Para la tensión alta.
  • Contra la coagulación de la sangre,
    es decir, medicamentos que mantienen la sangre líquida.
  • Para enfermedades y trastornos mentales.
  • Contra infecciones por hongos.
  • Contra el sida.
  • Para la hepatitis C, una enfermedad del hígado.
  • Otros antibióticos.
  • Anestésicos, que son medicamentos para dormirte en operaciones.
  • Corticoides, utilizados para inflamaciones.
  • Contra rechazo de trasplantes.
  • Anticonceptivos, es decir, para evitar tener embarazos.
  • Contra enfermedades como la malaria y la lepra.
  • Para la diabetes.
  • Para tratar problemas de depresión y ansiedad.
  • Para el colesterol.
  • Contra los vómitos.
  • Contra el cáncer.
  • Contra enfermedades graves como la ELA.
  • Para el tratamiento de problemas hormonales de mujeres.
  • Contra el asma.
  • Contra la tuberculosis.

Para tratar la tuberculosis

  • Adolescentes desde 12 años y personas mayores de 18 años:
    La cantidad diaria depende del peso.
    • Cuando pesan más de 50 kilos: puedes tomar
      600 miligramos de rifampicina cada día
      repartidas en 2 tomas.
    • Cuando pesan menos de 50 kilos: puedes tomar
      hasta 450 miligramos de rifampicina al día.
    • Bebés desde 3 meses y niños hasta 12 años:
      La cantidad diaria depende del peso.
      El médico te indicará la cantidad.
      La cantidad máxima puede ser hasta de 600 miligramos
      de rifampicina al día repartido en 2 tomas.

Para evitar el contagio de meningitis

Las personas solo pueden tomar rifampicina
para evitar el contagio de meningitis,
nunca para tratar la enfermedad.

  • Adolescentes desde 12 años y personas mayores de 18 años:
    600 miligramos al día repartidos cada 12 horas.
    Solo tomar durante 2 días.
  • Niños:
    La cantidad diaria depende de su peso.

Para tratar la brucelosis

900 miligramos de rifampicina al día en una sola toma
por la mañana en ayunas durante 45 días.
Es necesario tomar rifampicina con otro tipo de antibiótico
del tipo llamado tetraciclina.

Para tratar otras infecciones

Puedes tomar de 600 miligramos a 1.200 miligramos de rifampicina al día
repartidas en 2 tomas.
Tu médico te dirá otros antibióticos que tienes que tomar a la vez.
También te dirá durante cuánto tiempo tienes que tomar rifampicina.

Rifampicina puede tomarse de las siguientes formas:

  • Cápsulas: tomar con medio vaso de agua.
  • Jarabe: también llamado suspensión oral.

Tienes que tomar rifampicina con el estómago vacío.
Puedes tomarlo media hora antes de comer
o 2 horas después de comer.

Tienes que tomar rifampicina todo el tiempo que te ha dicho tu médico.
Si dejas de tomarlo antes, puede que tengas todavía infección
y vuelvas a sentirte mal o empeorar.

Deja de tomar rifampicina y avisa enseguida a tu médico
en los siguientes casos:

  • Picor o sarpullidos en la piel.
  • Problemas para respirar.
  • Anemia o pocas plaquetas en un análisis de sangre.
  • Problemas de riñón.

Si sientes algo anormal o un cambio extraño en tu cuerpo
mientras tomas rifampicina,
avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico

Puedes encontrarte en estas 2 situaciones:

  • Me toca la siguiente toma en un rato:
    Sáltate la toma.
    Haz la siguiente toma a la hora de siempre.
    Nunca tomes el doble de cantidad
    para compensar la toma olvidada.
  • Todavía queda tiempo para la siguiente toma:
    Toma rifampicina enseguida

Cuando tienes una sobredosis,
quiere decir que has tomado más medicamento del debido.

Cuando tienes una sobredosis, avisa de forma inmediata:

  • A tu médico o tu farmacéutico.
  • Al servicio de información toxicológica: llama al teléfono 91 562 04 20

Explica que tomas rifampicina y cuánta has tomado.
Avisa enseguida de la sobredosis.

Los síntomas que puedes tener con una sobredosis son
cambio de color en la piel, lágrimas, sudor, flemas, náuseas, vómitos,
dolores en el vientre, piel amarillenta, sensación de sueño,
sensación de confusión y convulsiones.

Los efectos adversos son efectos no deseados del medicamento,
porque tu cuerpo no tolera el medicamento o le sienta mal.

Rifampicina puede tener los siguientes efectos adversos habituales:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Pocas plaquetas en sangre y aumento de la bilirrubina,
    pero solo puede verse en un análisis.

Rifampicina puede tener otros efectos adversos de forma poco habitual,
rara o muy rara.

Si sientes algo anormal o un cambio extraño en tu cuerpo
mientras tomas rifampicina,
avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico.

Te recomendamos que leas también

Mujeres embarazadas o con bebés que toman leche materna
Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento
en los siguientes casos:

  • Tienes un tratamiento para quedarte embarazada.
  • Crees que puedes estar embarazada.
  • Estás embarazada.
  • Alimentas a tu bebé con leche materna.

Personas que tienen que conducir o utilizar máquinas
Algunos medicamentos pueden producir sueño, nerviosismo, gran relajación
u otras alteraciones que pueden ponerte en riesgo
cuando conduces o utilizas máquinas.
Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento.

Personas que tienen alergias alimentarias
Los medicamentos pueden estar mezclados con otros ingredientes
para recubrirlos, darles un sabor o un color.
Estos ingredientes pueden producir alergias en algunas personas.
Consulta a tu médico o farmacéutico cuando tienes una alergia alimentaria.

Coloca siempre este medicamento lejos de la vista y del alcance de los niños.

Puedes tomar el medicamente hasta la fecha de caducidad
que aparece en la caja.
Nunca lo tomes después de esa fecha.
La fecha de caducidad suele aparecer
con el número del mes y el año junto a las letras CAD.
La fecha de caducidad es el último día del mes indicado.

Tira este medicamento en el Punto SIGRE.
El Punto SIGRE es un contenedor de las farmacias solo para tirar medicamentos.
Nunca lo tires a la basura ni por el desagüe del lavabo, el fregadero,
la bañera o el inodoro.

DESCARGA E IMPRIME

DESCARGA E IMPRIME