Plena Inclusión Madrid

Aenor publica la primera norma técnica a escala mundial relacionada con lectura fácil.

AENOR ha publicado una norma técnica sobre lectura fácil.

Es la primera norma sobre lectura fácil del mundo.

Una norma técnica es un texto que dice cómo tiene que hacerse algo. 

Esta norma recoge las pautas de lectura fácil que ya existían y las ordena.

Plena Inclusión Madrid cree que esta norma es buena porque puede conseguir que las leyes impulsen la lectura fácil. 

La norma dice que los textos tienen que ser validados por usuarios.
Por ese motivo, la norma también puede ser una forma de que las personas con discapacidad consigan un empleo.

La Asociación Española de Normalización (UNE, anteriormente AENOR) ha publicado la norma experimental “UNE 153101 EX: Lectura fácil. Pautas y recomendaciones para la elaboración de documentos.” Esta es la primera norma técnica a escala mundial relacionada con la lectura fácil.

Plena Inclusión Madrid ha participado activamente dentro del grupo de trabajo creado para la redacción de esta norma, que ha funcionado durante el último año y medio bajo la presidencia del Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT) y la vicepresidencia de Fundación ONCE.

La norma reordena y estructura las pautas y recomendaciones que ya se recogían en publicaciones de referencia como “Información para todos” de Inclusion Europe, “Directrices para materiales de lectura fácil” de la Federación Internacional de Instituciones Bibliotecarias (IFLA) o “Lectura fácil: métodos de redacción y evaluación” del Real Patronato sobre Discapacidad

Desde Plena Inclusión Madrid, consideramos que “contar con una norma técnica en este sentido, supone una oportunidad para que la administración pueda exigir su cumplimiento a nivel legislativo, o emplearla como prescripción técnica en un contrato público. De esta forma, no sólo contribuiríamos a garantizar el derecho de acceso a la información de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, sino que también contribuiríamos al fomento del empleo entre el colectivo de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo” 

Plena Inclusión Madrid valora positivamente que la norma haya recogido la necesidad de que los textos adaptados a lectura fácil cuenten con la validación de los usuarios, una premisa que desde el movimiento asociativo de la discapacidad se ha defendido intensamente tanto para poder referirse a ese texto como de lectura fácil, como remunerando a las personas con discapacidad que realizan esta imprescindible tarea.

Plena Inclusión Madrid es pionera en los trabajos de validación de textos de lectura fácil, desde que en 2005, impulsara la validación para la adaptación de manuales de prevención de riesgos laborales o participara en la validación de la adaptación de Don Quijote de la Mancha (Fundación General de la Universidad Autónoma de Madrid, 2005). En la actualidad, Plena Inclusión Madrid dispone de Adapta, un servicio estable coordinado con sus entidades federadas encargado de la adaptación y validación de textos en lectura fácil que cuenta con un centenar de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo formadas para realizar las tareas de validación de textos y que permite responder con agilidad a la creciente demanda de este tipo de publicaciones.

COMPARTE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp