Ciprofloxacino

RECOMENDACIONES ANTES DE EMPEZAR

  • Esta página te da información importante sobre este medicamento.
    Léela antes de empezar a tomarlo.
  • Sigue siempre las indicaciones de tu médico o farmacéutico,
    sobre todo, para tomar la cantidad adecuada de medicamento
    o cuando tengas efectos no deseados.
  • El médico te ha recetado el medicamento solo a ti.
    No se lo des a otra persona, aunque ella tenga síntomas parecidos.
  • Cuando tengas cualquier duda, consulta a tu médico o farmacéutico.

El ciprofloxacino es un antibiótico.
Es un medicamento que se utiliza para las infecciones
provocadas por algunos tipos bacterias.

Ciprofloxacino sirve para tratar infecciones:

  • Respiratorias.
  • De oído
  • De senos paranasales,
    que son unos espacios alrededor de la nariz.
  • De orina.
  • De órganos sexuales.
  • Digestivas.
  • De la piel.
  • De huesos y articulaciones, como rodillas, hombros o tobillos.
  • Para infecciones de personas que tienen defensas bajas.
  • Para enfermedades infecciosas, como el ántrax y la meningitis.
  • Nunca tomes bebidas alcohólicas cuando tomes ciprofloxacino.
  • Nunca tomes antibióticos para infecciones provocadas por un virus,
    por ejemplo, una gripe o un catarro.
  • Ciprofloxacino puede subir o bajar la cantidad de azúcar en sangre.
    Es importante para los diabéticos.
  • Ciprofloxacino puede afectar a los resultados
    de un análisis de sangre o de orina.
    Avisa a tu médico de que tomas este medicamento
    cuando él te pida un análisis.

Nunca debes tomar ciprofloxacino en estos casos:

  • Cuando tienes alergia a la ciprofloxacino.
  • Cuando tienes alergia a otros antibióticos del mismo tipo que ciprofloxacino.
  • Cuando has tenido una reacción alérgica cuando has tomado algún antibiótico, por ejemplo, hinchazón en la cara o la garganta y problemas para respirar.
  • Cuando tomas tinazidina, un medicamento relajante muscular.

Consulta a tu médico cuando tienes alguno de estos problemas de salud y vas a tomar ciprofloxacino:

  • Problemas de riñón.
  • Epilepsia o enfermedades del sistema nervioso.
  • Problemas en los tendones, que unen los músculos con los huesos.
  • Miastenia grave, que produce cansancio y debilidad en los músculos.
  • Una enfermedad de corazón llamada intervalo QT prolongado.
  • Nivel bajo de minerales en sangre, como potasio y magnesio.
  • Pulso lento o latido del corazón lento.
  • Problemas de funcionamiento del corazón.
  • Problemas de circulación de la sangre, como un aneurisma, que es un bulto grande en una arteria o una vena.

Consulta a tu médico cuando tomas alguno de estos medicamentos y vas a tomar ciprofloxacino:

  • Contra la coagulación de la sangre,
    es decir, medicamentos que mantienen la sangre líquida.
  • Contra la gota,
    que es una enfermedad que produce dolor en las articulaciones.
  • Contra algunos tipos de cáncer.
  • Contra enfermedades graves de la piel, como la psoriasis.
  • Para dolores continuos por artritis reumatoide.
  • Para problemas respiratorios.
  • Para evitar la rigidez de los músculos.
  • Para evitar alucinaciones.
  • Para el Párkinson.
  • Para la epilepsia.
  • Para ajustar el ritmo del latido del corazón.
  • Antidepresivos.
  • Otros antibióticos.
  • Contra la acidez de estómago o úlceras de estómago.
  • Suplementos de alimentación minerales, como calcio, hierro, magnesio y aluminio.

Tu médico te indicará cuántos comprimidos de ciprofloxacino
tienes que tomar cada día.
El tratamiento suele durar entre 5 y 21 días.
Cuando tu infección es grave, puede indicarte
que tomes ciprofloxacino durante más días.

Ciprofloxacino puede tomarse como comprimidos.
Hay que tragarlos con un poco de agua sin masticar.
Nunca debes tomar ciprofloxacino con leche, con yogur o con zumos.

Cada comprimido puede tener un contenido diferente:
250 miligramos, 500 miligramos y 750 miligramos.

Este medicamento tiene otras presentaciones
y puede tomarse de otras formas.

Puedes tomar ciprofloxacino fuera de las comidas.
Es recomendable que bebas bastante agua mientras dura el tratamiento.

Toma ciprofloxacino el tiempo que el médico te diga,
aunque te encuentres mejor.
Tienes que tomar todas las dosis para curar la infección.

Cuando tomas ciprofloxacino y alguno de estos medicamentos

  • Contra la acidez de estómago o úlceras de estómago,
  • Suplementos de alimentación minerales, como calcio, hierro, magnesio y aluminio,

tienes que tomar ciprofloxacino 2 horas antes
o 4 horas después del otro medicamento.

Deja de tomar ciprofloxacino y avisa enseguida a tu médico
en los siguientes casos:

  • Dolor fuerte en el vientre o la espalda.
  • Problemas para ver o molestias en los ojos.
  • Ronchas o sarpullidos grandes en la piel.
  • Reacción alérgica con sensación de presión en el pecho, mareo, ganas de vomitar o desmayo.

Ciprofloxacino puede tener otros efectos adversos muy raros.
Si sientes algo anormal o un cambio extraño en tu cuerpo
mientras tomas ciprofloxacino,
avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico.

  • Cuando me toca la siguiente toma en un rato:
    Sáltate la toma.
    Haz la siguiente toma a la hora de siempre.
    Nunca tomes el doble de cantidad para compensar la toma olvidada.
  • Cuando todavía me queda mucho tiempo para la siguiente toma:
    Toma ciprofloxacino enseguida.

Cuando tienes una sobredosis,
quiere decir que has tomado más medicamento del debido.
Cuando tienes una sobredosis, avisa de forma inmediata:

  • A tu médico o tu farmacéutico.
  • Al servicio de información toxicológica: llama al teléfono 91 562 04 20

Explica que tomas ciprofloxacino y cuánto has tomado.
Avisa enseguida de la sobredosis, aunque no sientas nada.

Los efectos adversos son efectos no deseados del medicamento,
porque tu cuerpo no tolera el medicamento o le sienta mal.

Ciprofloxacino puede tener los siguientes efectos adversos habituales:

  • Náuseas.
  • Diarrea.
  • En los niños, dolor en las articulaciones, como rodillas, hombros o tobillos.

Ciprofloxacino puede tener otros efectos adversos de forma poco habitual, rara o muy rara.

Si sientes algo anormal o un cambio extraño en tu cuerpo
mientras tomas ciprofloxacino,
avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico.

Te recomendamos que leas también

Mujeres embarazadas o con bebés que toman leche materna
Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento
en los siguientes casos:

  • Tienes un tratamiento para quedarte embarazada.
  • Crees que puedes estar embarazada.
  • Estás embarazada.
  • Alimentas a tu bebé con leche materna.

Personas que tienen que conducir o utilizar máquinas
Algunos medicamentos pueden producir sueño, nerviosismo, gran relajación
u otras alteraciones que pueden ponerte en riesgo
cuando conduces o utilizas máquinas.
Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento.

Personas que tienen alergias alimentarias
Los medicamentos pueden estar mezclados con otros ingredientes
para recubrirlos, darles un sabor o un color.
Estos ingredientes pueden producir alergias en algunas personas.
Consulta a tu médico o farmacéutico cuando tienes una alergia alimentaria.

Coloca siempre este medicamento lejos de la vista y del alcance de los niños.

Puedes tomar el medicamente hasta la fecha de caducidad
que aparece en la caja.
Nunca lo tomes después de esa fecha.
La fecha de caducidad suele aparecer
con el número del mes y el año junto a las letras CAD.
La fecha de caducidad es el último día del mes indicado.

Tira este medicamento en el Punto SIGRE.
El Punto SIGRE es un contenedor de las farmacias solo para tirar medicamentos.
Nunca lo tires a la basura ni por el desagüe del lavabo, el fregadero,
la bañera o el inodoro.

DESCARGA E IMPRIME

DESCARGA E IMPRIME