Bisoprolol

Bisoprolol

RECOMENDACIONES ANTES DE EMPEZAR

  • Esta página te da información importante sobre este medicamento.
    Léela antes de empezar a tomarlo.
  • Sigue siempre las indicaciones de tu médico o farmacéutico,
    sobre todo, para tomar la cantidad adecuada de medicamento
    o cuando tengas efectos no deseados.
  • El médico te ha recetado el medicamento solo a ti.
    No se lo des a otra persona, aunque ella tenga síntomas parecidos.
  • Cuando tengas cualquier duda, consulta a tu médico o farmacéutico.

El bisoprolol es un medicamento que sirve para proteger el corazón

cuando tiene demasiada actividad.

Bisoprolol hace que los latidos del corazón sean más lentos

y que bombee sangre mejor a todo el cuerpo.

 

Bisoprolol sirve para:

  • Tratar la tensión arterial alta,

       que también se llama hipertensión.

  • Tratar la angina de pecho.

La angina de pecho es un dolor o molestia en el pecho

que aparece cuando no llega sangre con suficiente oxígeno al corazón.

  • Tratar la insuficiencia cardiaca

       junto con otros medicamentos.

La insuficiencia cardiaca ocurre cuando el músculo del corazón es débil

y no puede bombear suficiente sangre al cuerpo.

• Ten precaución cuando bebas alcohol si tomas bisoprolol.
• Ten precaución cuando conduzcas o si utilizas máquinas
   porque este medicamento puede causar mareos y sueño.
• Avisa a tu médico cuando tomas bisoprolol
   y te van a operar o poner anestesia para operarte.
• Tu médico te vigilará durante el tiempo que dure el tratamiento.
• Avisa a tu médico inmediatamente cuando tomas bisoprolol
   y te sientes mareado o débil, o tienes dificultades para respirar.

Nunca tomes bisoprolol

Cuando tienes alergia al bisoprolol.

Cuando tienes problemas de riñón

o un tumor cerca del riñón.

Cuando tienes dificultades respiratorias como asma.

Cuando tienes problemas graves de circulación de la sangre

que afectan a tus brazos y piernas.

Cuando tienes problemas del corazón.

Cuando tienes la tensión baja.

Cuando tienes algún problema en el corazón

que hace que bombee muy lento o que tengas el pulso irregular.

Cuando tienes una enfermedad del corazón grave

que produce tensión baja y problemas de circulación.

Cuando tomas medicamentos para la hipertensión,

latido irregular y angina de pecho.

En estos casos, sigue tomando estos medicamentos

y consulta al médico antes de dejar de tomarlos.

 

Consulta a tu médico cuando tienes alguno de estos problemas de salud y vas a tomar bisoprolol

Algunas enfermedades del corazón

como problemas en el ritmo del latido

o dolor en el pecho cuando está en reposo.

Problemas de riñón o hígado.

Problemas de circulación en brazos y piernas.

Problemas de erupciones y sarpullidos en la piel, como psoriasis.

Tienes un tumor cerca el riñón.

Enfermedad pulmonar grave o asma.

Ayuno, sin comer.

Problemas de corazón que provocan que tenga latido irregular.

Crees que estás embarazada o quieres quedarte embarazada.

Estás dando de mamar a tu hijo.

 

Consulta a su médico cuando siga estos tratamientos

y vas tomar bisoprolol:

  • Cuanto sigues un tratamiento para las alergias.
  • Cuando vas a recibir anestesia para una cirugía.

 

Consulta a tu médico cuando tomas alguno de estos medicamentos

y vas a tomar bisoprolol

Otros medicamentos para el corazón

como medicamentos contra la hipertensión,

el latido irregular, angina de pecho,

u otros problemas del corazón.

Para la enfermedad de Alzheimer.

Para el tratamiento de glaucoma.

Para diabéticos, como la insulina.

Medicamentos para el dolor o inflamación,

como el ibuprofeno.

Para la depresión y algunas enfermedades mentales.

Para tratar la epilepsia.

Para el tratamiento de la malaria.

Para la circulación.

Bisoprolol se toma de forma habitual como comprimidos.

Hay que tragarlo con un vaso de agua sin masticar.

El médico ajusta la dosis de bisoprolol para cada paciente.

 

Adultos con hipertensión y angina de pecho:

Lo habitual es empezar con 5 miligramos al día.

La dosis normal es de 10 miligramos al día

y la dosis máxima es de 20 miligramos al día.

Pero si tienes problemas de riñón o de hígado

la dosis máxima es 10 miligramos de bisoprolol al día.

 

Adultos con insuficiencia cardiaca crónica estable:

Lo habitual es empezar con una dosis baja

y el médico puede subirla poco a poco, si lo necesitas.

El médico te explicará la forma de hacerlo.

La dosis máxima es de 10 miligramos al día.

Si tienes problemas de riñón o de hígado

el médico aumentará la dosis con cuidado.

 

Niños y adolescentes

Los niños y adolescentes no deben tomar bisoprolol.

Tu médico llevará control sobre el medicamento.

El médico puede subir o bajar la dosis

en función de cómo el paciente tolera la medicación.

Bisoprolol puede tomarse como comprimidos.

Hay que tragarlos enteros con un poco de agua sin masticar.

Los comprimidos son de:

  • 1,25 miligramos.
  • 2,5 miligramos.
  • 5 miligramos.
  • 10 miligramos.

 

¿Cómo debo dejar de tomar bisoprolol?

Nunca dejes de tomar bisoprolol sin que tu médico te lo diga.

En algunos casos, tu médico te dirá cómo dejar de tomarlo poco a poco.

Solo tu médico puede indicarte si debes dejar de tomar bisoprolol.

Si dejas de tomar bisoprolol de forma inmediata

tu salud puede empeorar mucho.

El médico te indicará la forma en la que debes dejar de seguir el tratamiento.

Lo habitual es dejar el tratamiento poco a poco.

 

Si tienes cualquier duda mientras tomas bisoprolol

avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico.

Cuando tienes una sobredosis,

quiere decir que has tomado más medicamento del debido.

Cuando tienes una sobredosis, avisa de forma inmediata:

  • A tu médico o tu farmacéutico.
  • Al servicio de información toxicológica: llama al teléfono 91 562 04 20

Explica que tomas bisoprolol y cuánto has tomado.

Los efectos adversos son efectos no deseados del medicamento

porque tu cuerpo no tolera el medicamento o le sienta mal.

 

Bisoprolol puede tener los siguientes efectos adversos habituales como:

  • Sensación de debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Tensión baja.
  • Dedos fríos de los pies y de las manos.
  • Entumecimiento en las manos y los pies.
  • Problemas del estómago como náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento.

 

Bisoprolol puede tener también otros efectos adversos poco habituales,

raros o muy raros.

Si sientes algo anormal en tu cuerpo mientras tomas bisoprolol,

avisa de forma urgente a tu médico o farmacéutico.

 

 

Te recomendamos que leas también

Mujeres embarazadas o con bebés que toman leche materna

Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento

en los siguientes casos:

  • Tienes un tratamiento para quedarte embarazada.
  • Crees que puedes estar embarazada.
  • Estás embarazada.
  • Alimentas a tu bebé con leche materna.

 

Personas que tienen que conducir o utilizar máquinas

Algunos medicamentos pueden producir sueño, nerviosismo, gran relajación

u otras alteraciones que pueden ponerte en riesgo

cuando conduces o utilizas máquinas.

Consulta a tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento.

 

Personas que tienen alergias alimentarias

Los medicamentos pueden estar mezclados con otros ingredientes

para recubrirlos, darles un sabor o un color.

Estos ingredientes pueden producir alergias en algunas personas.

Consulta a tu médico o farmacéutico cuando tienes una alergia alimentaria.

Coloca siempre este medicamento lejos de la vista y del alcance de los niños.

Puedes tomar el medicamente hasta la fecha de caducidad

que aparece en la caja.

Nunca lo tomes después de esa fecha.

 

La fecha de caducidad suele aparecer

con el número del mes y el año junto a las letras CAD.

La fecha de caducidad es el último día del mes indicado.

 

Tira este medicamento en el Punto SIGRE.

El Punto SIGRE es un contenedor de las farmacias

solo para tirar medicamentos.

Nunca lo tires a la basura ni por el desagüe del lavabo, el fregadero,

la bañera o el inodoro.

DESCARGA E IMPRIME